Madame Demagóguez

susana

Estimada, o no, Susana:

Celebro ese repentino ataque de sensibilidad lingüística. Celebro que te sientas menospreciada, que experimentes esa sensación de que alguien quiere convertir en invisible tu lengua, tu cultura, tu identidad. No sabes cuánto lo celebro. Que hayas experimentado esa indignación es algo que me hace albergar esperanza respecto a la consideración por la diversidad lingüística y cultural en España. Sentirse indignado es un buen principio de transformación social.

Aciertas cuando dices que el castellano es la segunda lengua más hablada de Estados Unidos. Según el censo de 2015, la población hispanohablante representa el 13,3% de la población estadounidense mayor de cinco años. Lo que sucede es que en otros países un poco más cercanos… no sé… te digo uno al vuelo: España, la segunda lengua en número de hablantes es el catalán. La población de catalanohablantes supera los diez millones de personas. Eso representa bastante más del 13,3% de la población española. Y, quizá me equivoque, pero no he leído ningún tuit tuyo quejándote por su invisibilidad en algunas webs.

Por este motivo, a este humilde bloguero al que le gusta cuestionar el populismo y buscar al Mister Demagóguez o Madame Demagóguez que habita en muchos (demasiados) políticos le sorprende que el repentino ataque de sensibilidad lingüística no te haya recorrido el cuerpo entrando, por ejemplo, en la página web de la Moncloa. Se trata de un recurso precioso. Miras su página de inicio y te llama la atención su sensibilidad ya que incluye botones de acceso a contenido en otras lenguas que no son la de Rajoy (la única, por cierto). Sin embargo, entras en la pestaña del catalán o del euskera y ves que todo el contenido está en castellano. ¡Bravo! Es como si Roncero dijera que habla en catalán porque le quita la última vocal a las palabras. Ah, ¿que lo ha dicho? Ups…

¿Quieres más muestras de sensibilidad lingüística? La web del Congreso de los Diputados. Es bilingüe. En castellano y en inglés, concretamente. A ver si hay más suerte con la del Senado. Mira, pues ésta sí que tiene pestañitas en las lenguas cooficiales. Hago un click en la versión en catalán… Notícies… Ups, las noticias están redactadas en castellano. Bueno, de hecho, todo está redactado en castellano. La versión en catalán solamente es para las pestañitas. Lo mismo sucede con el resto de lenguas cooficiales. El Senado es pestañeantemente sensible. El guiño de un solo ojo si el webmaster fuese Roncero.

Eso sí, supongo que el PP, que tanto y tanto ama España, que tanto y tanto fomenta la riqueza cultural española, que tanto y tanto se llena la boca con el peligro que corre el castellano en Catalunya, que tanto y tanto nos recuerda que los catalanes molamos porque hacemos cosas, en una muestra de su extraordinaria sensibilidad lingüística tendrá diferentes versiones para cada una de las lenguas cooficiales… Redoble de tambor…. Brrrrrrrrrrrrrrrrrrrrr… Vamos a ver… Una foto de Rajoy… Otra de Casado… Maroto… Levy… Karl Marx… (bueno, éste no). Ups, pues nada. Ni catalán… ni euskera… ni gallego… Pues nada. ¡Qué decepción! Pero no nos deprimamos. ¡Echemos un vistazo a la página oficial de los protectores del Estado plurinacional! ¡Llenémonos la retina de federalismo, de empatía lingüística, de amor por la diversidad! ¡Hagamos un click esperanzador en la web oficial del PSOE! ¿Cómo? ¿Qué ven mis ojos? On és el català? No hi és? ¿Y ahora qué le digo a Miquel Iceta? ¡Ah, sí! Let’s talk about Trump. Mientras, saludaremos a Madame Demagóguez. Le rendiremos pleitesía y le animaremos a sentirse indignada por cuestiones lingüísticas. ¡Susana, no estás sola!

#Àlex_Ribes

Em pots seguir a

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

poster

Advertisements

One comment

  1. Retroenllaç: Madame Demagóguez | pepitaprats