Los catalanes vivimos de prestado… o no

chester

Estimado, o no:

¡Gracias! ¡Gracias! ¡Y más gracias! No sé que hubiesen hecho nuestros antepasados sin la aportación mañica. Y es que, como todo el mundo sabe, los griegos llegaron a la actual Catalunya entre los siglos VIII y VII aC para fundar Rhode (la actual Roses) y Emporion (Empúries) porque vieron en el Facebook que Zaragoza molaba mucho. Ya sé que antes todo eso eran campos pero vinieron atraídos, sin ninguna duda, por el potencial de Aragón. Soy consciente de que la influencia griega en las tierras aragonesas empezó en el siglo VI aC pero es que se perdieron en la puñetera rotonda que había al lado del Mercaheleno. Supongo que a todos nos ha pasado alguna vez. Es que está todo muy mal señalizado.

Después llegó Cornelio Escipión a Empúries durante la Segunda Guerra Púnica (concretamente en el capítulo 2 de la segunda temporada pero no te quiero hacer muchos spoilers). Y lo primero que dijo fue:

  • ¡Coñum! ¡Hoc est, non Caesaraugusta!

  • ¡Por tutatis! ¡Putum GPS!, respondió el más listo de los soldados romanos.

Fue entonces cuando decidieron hacer uso de su gran obra de ingeniería: el Pertigum de la Hostium. Y nada, dieron un salto de 300 Km y un par de siglos (también se perdieron en una rotonda, la del Mercagladiator) para poder disfrutar de las preciosas vistas del río Ebro en los anocheceres zaragozanos sin pasar por Catalunya para que ningún catalufum les invitase a una calçotada o les sacase la estaladum. Por cierto, si vas alguna vez a Tarragona, verás que hay unos restos de una muralla, un templo, un foro, un circo, un acueducto o un anfiteatro romano pero no hagas caso. Es de una peli de Bayona que al final no se hizo. Ya sé que la UNESCO declaró a Tarragona Patrimonio Mundial pero es que se fliparon mucho con los decorados de Bayona.

Respecto a lo de la historia, supongo que lo dices por la época de la “Corona de Aragón”. Lo cierto es que el nombre de “Corona de Aragón” que se aplica actualmente nació a partir de la unión dinástica entre el Reino de Aragón y el Condado de Barcelona. Le podrían haber llamado Barcegón pero hubiese parecido un personaje chungo de Juego de Tronos. Es un poco como el Ford Corrida o el Mitsubishi Pajero. Que no te digo que como coches estuviesen mal pero no parecían muy comerciales.

Es cierto que Catalunya y Aragón comparten una historia en común. Es lo que tiene ser vecinos. Sin embargo, yo nunca he sentido que mi vecino es algo gracias a mí, ni yo gracias a él. Le saludo en el ascensor, comentamos el tiempo que hace, pero nunca he sentido la necesidad de unirme dinásticamente a él. Tampoco me siento responsable de sus victorias o sus derrotas, de si dejó los estudios demasiado pronto o de si está demasiadas horas en el bar. Es su problema, supongo. Te digo esto porque los matrimonios entre monarcas, las batallitas de Alfonso el Batallador (nunca mejor dicho) o de Ramón Berenguer IV me interesan más bien poco en la construcción de mi presente. La Historia es preciosa, apasionante y maravillosa pero cuando la Edad Media se utiliza para ningunear al vecino, hay algo que falla, y no en el siglo XII precisamente. Y es que, si miramos las estadísticas de entrada de turistas según Comunidad Autónoma como destino principal en el año 2014, vemos que Catalunya está en los 17 millones de turistas mientras que otros que nos dieron importancia histórica y bandera están en los 300.000 turistas (puñeteras rotondas). Y eso que, si vas al extranjero y dices que vienes de Aragón, muchos lo saben situar perfectamente en el mapa. En la Tierra Media, concretamente. Junto a Gandalf, Frodo y otros Hobbits.

Yo, qué quieres que te diga, soy hijo de una catalana y un aragonés. Y siempre en casa ha sonado una frase que hago mía: “Catalunya y Aragón: un solo corazón”. Eso sí, cada uno en su casa y Frodo en la de todos. Lo demás son etnicismos que, como diría ese gran pensador que es Rajoy (supongo que pensando en las rotondas): “no conducen a parte alguna”. Visca Catalunya y viva Aragón.

aragon

#Àlex_Ribes

Em pots seguir a

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

poster

Anuncis