Adultos tatuados que quieren ser el niño del cumpleaños, el pastel de la boda y la vela del entierro

ajram

Estimado, o no:

Vivimos en un país con un buen clima, unas buenas playas, una buena gastronomía y un deporte nacional. No me refiero al fútbol. Estoy hablando de inmiscuirnos en temas ajenos. Es una pandemia. Ni gripe, ni cuñadismo, ni siquiera la chulería, lo que complica enormemente la convivencia es esa tendencia innata a presentarnos donde no nos llaman para decirle a la gente cómo tiene que vivir o qué tiene que pensar.

Hay para todos los gustos: gente que opina que deberían votar todos los españoles en un referéndum de autodeterminación de Catalunya como si a los que nos queremos independizar nos importara mucho lo que piensa un señor de Albacete (estoy seguro de que a ese señor de Albacete le importa más bien poco lo que pienso yo y lo comprendo); ultracatólicos que quieren prohibir la transexualidad porque no responde a su visión de la biología y que además utilizan a menores en su cruzada en una muestra de sensibilidad más propia de una alpargata; energúmenos que agreden a homosexuales porque no les gusta que se den un beso; presidentes monolingües que hacen el ridículo en una rueda de prensa ante periodistas extranjeros por tenerle miedo a las academias de inglés, pero que critican el sistema educativo catalán trilingüe; tertulianos de la prensa del corazón sin vida propia que basan su carrera profesional en las vidas ajenas y, ahora, madridistas que piden que se repita un partido aunque a) no jugara su equipo y b) no sepan cómo interiorizar semejante hazaña deportiva y los demás no tengamos la culpa.

Porque yo pregunto: si el broker Ajram gana mucho dinero con una operación bursátil y el broker X pierde mucho dinero en una operación distinta, ¿tiene el broker X algún tipo de autoridad moral para pedir que se anule la operación del broker Ajram? Es más, ¿tengo yo algún tipo de derecho para afirmar que con tantos tatuajes pareces la puerta del lavabo de Trainspotting? ¿A que no? Pues eso. Nunca me meteré donde no me llaman. Bueno… casi nunca.

Àlex_Ribes

Em pots seguir a

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

Llibre a la venda

poster

Anuncis