Bienvenidos a un capítulo más de Barrio Sésamo

Bienvenidos, niños y niñas, a un nuevo capítulo de Barrio Sésamo. Hoy os queremos hablar de la diferencia entre golpe de Estado y proceso participativo. Ya sé que estos temas os preocupan más bien poco pero es que queremos dedicar este programa a vuestros padres. Os pedimos que se lo expliquéis vosotros porque hay algunos que no lo quieren entender… y ya sabéis lo cabezotas que pueden ser algunos padres. Que cuando se ponen tontos, no hay quien los convenza.

Para empezar, quiero que os fijéis en la siguiente fotografía.

tejero copy

Lo que lleva este señor en la mano es una pistola. Hacednos el favor de leer en voz alta la definición que el diccionario da sobre lo que es una pistola: arma de fuego corta que se puede disparar con una sola mano. Dispara balas y, si una bala te impacta en el cuerpo, es muy probable que te mueras. Supongo que vuestros padres estarán de acuerdo con el hecho de que morirse es malo y que, por lo tanto, llevar una pistola en la mano no es como llevar un libro de Belén Esteban (bueno… dejadme que me lo piense). Queremos también que os fijéis en la cara de este señor. Parece enfadado, ¿no? Un amargado de la vida (hay muchos, creedme). Es como si el monstruo de las galletas le hubiese quitado el desayuno. Este señor se llama Antonio Tejero y retuvo en contra de su voluntad a unos diputados elegidos democráticamente. Lo que organizó se conoce como golpe de Estado. Volvamos al diccionario: actuación violenta y rápida, generalmente por fuerzas militares o rebeldes, por la que un grupo determinado se apodera o intenta apoderarse de los resortes del gobierno de un Estado, desplazando a las autoridades existentes. Explicádselo bien a vuestros padres, por favor.

Ahora analicemos la siguiente fotografía.

People queue at a polling station to cast their ballots in a symbolic independence vote in Barcelona

Se trata de un proceso participativo. ¿Veis a mucha gente haciendo cola? Querían votar. Querían opinar. Querían decir: “hola, estamos aquí y esto es lo que opinamos”. Podrían haberse reunido todos en un lugar concreto y haber opinado. Ya lo han hecho. Muchas veces durante varios años. Se le llama manifestación. Lo que sucede es que quien debería escuchar, no quiere hacerlo. Os voy a poner un ejemplo: imaginaros que en vuestro patio del colegio hay unas porterías de fútbol y unas canastas de baloncesto. Tenéis media hora de descanso y jugar al mismo tiempo a fútbol y baloncesto es un poco complicado. A alguien se le ocurre una idea: votemos. Los que quieran jugar a baloncesto que se pongan aquí y los que quieran jugar a fútbol, allá. Siempre encontraréis a algún niño que quiera jugar a ver quién mea más lejos. Que vote también. También encontraréis a niños que no os quieran dejar votar. En todo caso, estaría bien que jugáseis a la opción más votada. Si los que saben que pueden perder no quieren participar, no están siendo especialmente democráticos. Sobre todo, si son los que tienen la llave de la habitación donde se guardan las pelotas.

Una vez que hemos leído la definición de pistola y de golpe de Estado, veamos la definición de urna y de referéndum.

09112014 Proces participatiu 9N 01 copy

Urna: caja para depositar las papeletas o números en los sorteos y en las votaciones secretas. Referéndum: procedimiento por el que se someten al voto popular leyes o decisiones políticas con carácter decisorio o consultivo.

En resumen: un golpe de Estado y un referéndum no tienen absolutamente nada que ver. Es como comparar a un precioso pollo de granja con un pollo que se ha quedado calvo.

bandera_franco2

Àlex_Ribes

Em pots seguir a

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

Llibre a la venda

poster

Advertisements