Twitter es muy cabroncete

miguel1

Miguel2

Estimado, o no:

Twitter es muy cabroncete. Y hasta aquí mi análisis de hoy sobre las redes sociales. En el próximo capítulo trataremos el tema: “No me he engordado, es Instagram que encoje mis fotos antiguas”.

Ahora en serio, Twitter es como ese amigo con memoria de elefante que es capaz de explicarte con todo lujo de detalles cómo fue la cogorza que pillaste en la fiesta de graduación de la universidad veinte años antes y que, además, lo hace delante de tu mujer y de tus hijos:

  • ¿Recuerdas cuando te dio por inflar como si fuesen globitos los preservativos en medio de la discoteca y uno se fue volando hasta la cabina del disc jockey y se paró la música de golpe? Juas, juas…

  • ¿Papá, qué es un preservativo?

  • Algo que preserva.

  • Ah, vale. ¿Me dejas el móvil?

Efectivamente, Twitter tiene una memoria prodigiosa que es capaz de revelar todas nuestras incoherencias, desnudando esa psicología de adultos desorientados que nos convierte a todos en un chiste a punto de ser explicado. Fíjate qué curioso: hace exactamente cinco meses y doce días, que el Real Madrid golease a otro equipo, era algo para ti “que agradecen las aficiones”. En cambio, si lo hace el Barça B, es humillar al rival. Y el Premio a la Incoherencia 2017 es para… prrrrrrrrr (efecto de redoble de tambor) ¡La, la, land! Ups, no perdón… prrrrrrrrr… ¡Mister Merengón, Barça KK, Madrid Mola! ¡¡¡Bravo!!!

Hay un fenómeno psicológico muy interesante que se llama proyección. La proyección sucede cuando una persona niega poseer algún aspecto, conducta o actitud que es considerada negativa y, al mismo tiempo, asume que son los demás los que tienen esa característica. Es una forma de externalización de los rasgos negativos que posee una persona, para así desplazar el sentimiento de culpa a una fuerza externa, como puede ser el ambiente, el gobierno, la sociedad o el Barça. Supongo que has oído el refrán: cree el ladrón que son todos de su condición. Pues nada, cuando averigües cuántos goles se pueden marcar al contrario sin que sea una humillación y sin mirar el color de la camiseta, nos lo dices. Escribiremos un artículo en la Wikipedia y, con un poco de suerte, te llamarán para hacer una Conferencia TED titulada: cinco sin sacarla es una proeza pero si lo hace Piqué es humillar.

Àlex_Ribes

Em pots seguir a

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

Llibre a la venda

poster

Advertisements