Hay tres tipos de personas: las que saben contar y las que no. “Homer Simpson”

C81KkzJXgAAX4f6.jpg-large

Estimado, o no, Patxi:

No puedo sino felicitarte por tu agudo poder de observación. Efectivamente, Catalunya está dividida. Somos como una pizza, un pastel, un pack de yoghourts o el patrimonio de los amantes de los paraísos fiscales: estamos divididos.

Estamos divididos por sexos. Hombres, mujeres, los que lo tienen de lunes a domingo, los que sólo martes y miércoles porque hay Champions y no les gusta el fútbol, los del sábado, sabadete, y los de este mes, tampoco, a ver si el próximo hay más suerte.

Estamos dividos por origen. Venimos del norte, del sur, del este y del oeste però “tant se val d’on venim, si del sud o del nord, ara estem d’acord, estem d’acord, una bandera ens agermana” (y no estoy muy seguro de que sea la española. Ha perdido posiciones en los 40 principales).

Estamos divididos en cuatro provincias; cuarenta y una comarcas; y novecientos cuarenta y ocho municipios, de los cuales, setecientos ochenta y siete forman parte de la Associació de Municipis per la Independència (a esta asociación también pertenecen cincuenta y un consejos comarcales, diputaciones y otros entes locales).

Estamos divididos por nuestras preferencias políticas, hecho perfectamente visible en el Parlament catalán (por cierto, espero que recuerdes que tiene mayoría independentista).

Y estamos divididos en cuanto a los deseos de que se celebre un referéndum de autodeterminación: casi el 75% lo queremos.

También las sociedades vasca, gallega, andaluza, etc, están divididas. Hay personas que prefieren la tortilla de patatas con cebolla y otras, no; las que miran Sálvame y las que prefieren Salvados; incluso hay personas que prefieren que no las salven porque, total, para que nos gobiernen los de siempre… Hay personas de izquierdas, de derechas o de UPyD… Bueno, hay alguna por ahí, supongo… Hay monárquicos, republicanos… Hay falangistas, falangistas, falangistas… Demasiados, demasiados, demasiados… Hay socialistas desencantados y socialistas encantados de haberse conocido… Hay socialistas que siguen en la lucha y socialistas en la ducha, de un yate, concretamente… Hay socialistas que dejaron de serlo, socialistas que se arriman donde haya calor y socialistas que quieren serlo, aunque no sepan cómo.

En fin, el país está maravillosamente dividido porque un país de cuarenta y siete millones de Patxis López sería muy aburrido. Con uno ya hay suficiente.

Àlex_Ribes

Em pots seguir a

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

Llibre a la venda

poster

Advertisements