Me alejo de Vidal-Quadras

alejo

Estimado, o no, Alejo:

Permíteme que el inicio de esta carta sea un chiste:

Un hombre va a hablar con su psicólogo:

  • Doctor, doctor, siento que soy un perro.
  • ¿Y desde cuándo le pasa eso?
  • Desde cachorro.

Guau. Twitter es el diván de un psicólogo. Quizás no sea tan cómodo. Es más barato, eso sí. Twitter ofrece la posibilidad de psicoanalizarse públicamente. En los timelines están nuestras obsesiones, frustraciones y neurosis y, lo mejor de todo, Twitter provoca que la línea que separa lo público de lo privado se haya desvanecido. En Twitter somos narcisistas. Estamos encantados de leernos. Buscamos con ahínco un retuit o que los corazoncitos se enciendan con cifras cada vez más altas. En pocos años elegiremos tuiteros y no diputados. Las constituciones serán un hilo de tuits. Si ya se están juzgando a usuarios por hacer chistes de franquistas, imagínate las posibilidades que tiene para un país tan sediento de venganza. Porque la historia de los cuarenta años de franquismo es la historia de una venganza, de un rencor que empieza a ser atávico.

En tu tuit hay una novela. Es una historia de personajes que entienden que los territorios llevan asimiladas una credenciales de posesión. Mi tierra. No, nuestra tierra. Mi tierra. Es mía. Soy yo. Es el yoísmo como religión. Mi tierra. Mi cielo. Mis ríos. Mis personas que viven en ella. Mis leyes. Mi todo. Yo soy yo y después yo. No soy parte de un todo. Es el todo que es mi parte. Soy una sinécdoque con forma de expolítico con demasiadas dosis de ira en vena.

Y soy “catalán de muchas generaciones” como si ese sentido de propiedad se extendiera a los antepasados. Tengo antigüedad como catalán. Hay catalanes que son más catalanes que otros, como hay españoles que son más españoles que otros. ¿Quién es el etnicista ahora? ¿Quién asimila su catalanidad al origen de los antepasados? ¿Eres más catalán que Mohammed, que vino con su familia buscando un futuro mejor, o que Alan, que en Ecuador soñaba con una vida en Europa y que ahora se pasea orgulloso con una camiseta del Barça? O a lo mejor eres más catalán que los andaluces o los extremeños que vinieron en los 70 a trabajar en la SEAT.

Mi tierra” y “catalán de muchas generaciones”.

  • Doctor, doctor, siento que soy etnicista.
  • ¿Y desde cuándo le pasa eso?
  • Desde que un Vidal-Quadras creó mi tierra.

    Àlex_Ribes

    Em pots seguir a

    logotw  Twitter @blogsocietat 

    Unknown Facebook

    Llibre a la venda

    poster

Anuncis