La velocidad y el tocino

miguel

Estimado, o no, Miguel:

A mí me pasó lo mismo la última vez que estuve en París. Me encanta la gente y la ciudad aunque no entienda el alemán. Tiene su lógica. Es como cuando te gusta la comida vegetariana aunque no comas carne. Lo que sería contraproducente es que querer mejorar el italiano en Kuala Lumpur o ponerse a dieta saliendo con Ronald McDonald. Por eso, permíteme un consejo. Si quieres mejorar el euskera, no vengas a Barcelona. Los catalanes tenemos muchas habilidades: nos subimos unos encima de otros para formar torres humanas, cocinamos cebollas para convertirlas en un manjar culinario e incluso aporreamos a un tronco para que cague caramelos, pero la habilidad de hablar euskera no es algo que nos defina. ¡Ahí va la hostia, pues!

De todas maneras, contamos con otra habilidad lingüística que, eso sí, suele despertar bastantes recelos en la parte intolerante de la comunidad tuitera: somos capaces de escribir y de hablar en catalán. Así, como lo lees. Impechionante, ¿no? Hay niños que antes de llegar a los dos años ya saben decir: tinc caca (tengo caca). Doblemente impechionante, ¿no? Es más, hay escritores ingleses como Matthew Tree que no sólo hablan perfectamente en catalán, sino que además publican libros en nuestra lengua. Triplemente impechionante, ¿no?

En fin, ojalá pudieses quedarte más tiempo en Barcelona. Disfrutarías de su cultura y de su gente. Apreciarías la diversidad lingüística y la vocación cosmopolita de la ciudad. El único problema es que, aunque el euskera es una lengua maravillosa, y a no ser que te apuntes en alguna academia de idiomas, una larga estancia en la ciudad condal no te garantizará expresarte como un señor de Bilbo. Venga, déjame que acabe con un chiste: ¿sabes cuál es la diferencia entre un vasco y un catalán que se quedan calvos? El vasco se pone una txapela y el catalán vende el peine. En fin, como decimos los catalanes: eskerrik asko (o algo parecido).

Àlex_Ribes

Em pots seguir a

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

Llibre a la venda en FNACLa casa del llibreAmazon o Laie només per 17 euros. 

poster

Anuncis