España está más sobrevalorada que el final de Verano Azul

ingrid

Estimada, o no:

Cada día estoy más contento de ser español. ¡Qué maravilla! Como diría cualquier concursante de Operación Triunfo (y todo aquél que sufra de insomnio): ¡gracias por este sueño!

Ser español es… ser español es… ser español es igual que vivir dentro de uno de esos cofres experiencia, es como un anuncio de compresas de los que preguntan a qué huelen las nubes y en el que todo el mundo es feliz, como una sitcom americana con risas enlatadas… Ser español no es como ser Noruego. Sí, ya lo sé. Tradicionalmente es considerado como el país más feliz del mundo. Tiene la mayor renta per cápita, los ciudadanos confían en sus instituciones y desarrolla su economía de una manera sostenible, aprovechando los recursos propios pero sin dañar el medio ambiente.

¿Y Dinamarca? Tiene altas tasas de esperanza de vida, confianza en el Gobierno y calidad en su educación. Además, y aunque suene extraño, Dinamarca cuenta con un Instituto de Investigación sobre la Felicidad.

Tampoco tenemos nada que aprender de los islandeses. Un estudio reveló que el 99% de los encuestados aseguró sentir que cerca de ellos tenían a otros ciudadanos en los que apoyarse cuando las cosas iban mal. Y además qué tontos los islandeses. En vez de rescatar a los bancos y regalarles tarjetas black a los banqueros, los metieron en la cárcel. ¡Como si fuesen ellos los culpables de la crisis! Fuimos nosotros que vivimos por encima de nuestras posibilidades, hombre ya.

No somos como los finlandeses que cuentan con el mejor sistema educativo del mundo, en el que los profesores tienen un enorme prestigio social.

Tampoco somos Holanda, Canadá, Nueva Zelanda o Suecia. Porque España ha caído a su peor clasificación de la historia en el índice de percepción de la corrupción que realiza Transparencia Internacional (TI) al colocarse en el puesto 41 de 176 países. Por otra parte, España es el tercer país en pobreza infantil en la UE. Con un 40% de niños con “pobreza anclada”, en la lista sólo le superan Rumanía y Grecia. España, además, es el segundo país de la Unión Europea donde más crece la brecha entre ricos y pobres desde que estalló la crisis. Ésta sigue aumentado a pesar de los últimos años de crecimiento económico, según revela el último informe de Oxfam Intermón. Pero, eso sí, PODEMOS APARCAR DONDE NOS SALGA DEL EMBRAGUE. ¡Porque somos españoles! ¡Toma ya! ¡Viva España y los aparcamientos en doble fila!

Em pots seguir a

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

Llibre a la venda en FNACLa casa del llibreAmazon o Laie només per 17 euros. 

poster

Anuncis

One comment

  1. Retroenllaç: España está más sobrevalorada que el final de Verano Azul | pepitaprats