La patria potestad de la madre de Caperucita

catalufos pensiones

pensions

Estimado, o no:

Desconozco si te interesan las técnicas narrativas pero en el momento de contar una historia es muy importante decidir quién y cómo va a ser el narrador. Sobre él va a recaer todo el peso de la narración por lo que constituye una decisión trascendental. En el siglo XIX solía utilizarse únicamente la narración en primera persona o en tercera omnisciente. Sin embargo, llegó un tipo que se llamaba Henry James e introdujo la técnica del multiperspectivismo. En su libro, “La casa de la tribu”, Sergi Pitol explica en qué consiste:

Sus grandes aportaciones a la novela fueron de carácter formal, y la más importante consistió en la eliminación del autor como sujeto omnisciente que conoce y determina la situación de los personajes para sustituirlo por uno o, en sus novelas más complejas, varios puntos de vista, a través de los cuales la conciencia interroga mientras trata de alcanzar el sentido de ciertos hechos de que ha sido testigo. Por medio de ese recurso el personaje se construye a sí mismo en su intento de descifrar el universo que lo circunda.

El cuerpo de una novela de James lo constituye la suma de observaciones, deducciones y conjeturas que un personaje hace sobre determinada situación. El autor presenta a un observador desde cuyo punto de vista el lector sólo puede enterarse de la fracción de verdad que a aquél le puede ser accesible. El mundo real se va deformando al ser filtrado por una conciencia; de ahí la ambigüedad de los personajes jamesianos: un personaje presencia o vive una situación determinada y al mismo tiempo intenta relatar sus percepciones”.

Es decir, el lector elabora sus conclusiones a partir de la visión que aporta cada personaje. De alguna manera la realidad es la suma de pequeñas verdades y mentiras que se entretejen para que el lector elabore sus propias conclusiones. Como puedes imaginar, esta técnica fue revolucionaria. Lo más genial es que está presente en el mundo audiovisual y periodístico. Quentin Tarantino utiliza esta técnica en sus películas y la inmensa mayoría de los reportajes se basan en entrevistas a diferentes personas que tienen la función de aportar su visión particular sobre un suceso.

En la relación Catalunya-España hay dos grandes visiones que proponen relatos diferentes. Lo que sucede es que sí que hay un matiz importante: en Catalunya podemos consumir los relatos que nos llegan desde los medios de comunicación españoles y, en cambio, el relato que se explica aquí os llega a los que vivís fuera de Catalunya muy filtrado (cuando no, tergiversado o censurado). Es como si a vosotros el cuento de Caperucita sólo os lo explicara el lobo.

¿Qué pasará con las pensiones? No lo sé. No soy economista. Encontrarás teorías muy diferentes dependiendo de quién es el narrador. Lo que sí tengo claro es que:

a) son muy necesarias y

b) si ni siquiera el Banco de España las garantiza es que quizás no deberías ser tan pesimista respecto a lo que sucederá en una Catalunya independiente.

Al final, lo único que cuenta es que habría que quitarle la patria potestad a la madre de Caperucita. ¿A quién se le ocurre enviar a una pobre niña indefensa a casa de su abuelita si tiene que cruzar un bosque en el que hay un lobo? Es como llevar a un niño en brazos mientras se torea. Ah, ¿que Fran Rivera lo hizo? Definitivamente, hay personas que no entienden los cuentos. ¡Vamos, como para entender lo que es el multiperspectivismo!

P.D: la próxima vez ahórrate lo de catalufo. No es original, denota xenofobia y genera odio. Llámanos catalanes. Es más recomendable si quieres que tengamos algo de ganas de compartir nacionalidad con tipos como tú.

Àlex_Ribes

Segueix-me a:

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

Llibre a la venda en FNACLa casa del llibreAmazon o Laie només per 17 euros. 

poster

Anuncis