Me encanta el olor de los cuñados por la mañana. Huele a…

odasa

Estimado, o no:

En primer lugar, no sé a quiénes te refieres con eso de “nuestra”. No sé si lo dices por el rey en tanto herencia familiar de Felipe V, a Amancio Ortega por sus tiendas en cada esquina o a Florentino Pérez por sus negocios sin riesgo y a que tiene más conexiones que una central eléctrica. En todo caso entiendo que dentro del “nuestra tierra” te has debido incluir. Eso sí, no acabo de comprender en base a qué derechos adquiridos (que yo recuerde mis pertenencias o mi persona no forman parte de ningún trato de esclavitud, en tanto súbdito de una colonia). Pero si es verdad que Catalunya es parte de “tu tierra” vamos a dejar las cosas claras: te cedo la parte de mi tierra que es mi piso. No obstante, en contraprestación, me vas a tener que acoger como inquilino (y ya que pertenezco a una comunidad con un déficit fiscal del orden de 15.000 a 16.000 millones de euros anuales) vete haciendo a la idea de que voy a tener el alquiler gratis durante unos cuantos años. Además, vas a tener que pagarme la hipoteca, los gastos de la comunidad y el IBI. Y no sólo eso, como consideras que es “tu tierra”, estaría bien que pagases los gastos de mantenimiento de las carreteras, los gastos que genera el sistema sanitario y el sistema educativo y que te encargases de la parte de los impuestos que produce la actividad económica en Catalunya. Y es que, si Catalunya genera cerca del 20% del PIB español y paga el 24% de los impuestos, aquí no solamente deberías venir a recoger beneficios. Som catalans però no imbècils. Esto es como si pretendes beber gratis en una fiesta sin haber puesto un duro.

Respecto a lo de que deben votar todos los españoles en un referéndum de autodeterminación, solamente me gustaría decirte que no existe el derecho de alterdeterminación. No eres tú el que debe decidir la autodeterminación de los demás (desde la cabaña del tío Tom y la primera temporada de Raíces, no es así). En los divorcios no votan ni la suegra, ni el suegro, ni la cuñada, ni el cuñado, ni los hijos e hijas, ni los amigos o amigas, ni siquiera los amantes causantes de los cuernos y posterior divorcio. En los divorcios vota una sola persona. Por este motivo me parecería muy bien que, si algún día te quisieses divorciar, en un arranque de altruismo, bonhomía y generosidad sin límites, realizases un referéndum vinculante con tu suegra, suegro, cuñada, cuñado, hijos, hijas, amigos, amigas y amantes. Sería precioso. Solamente te pido que hagas un vídeo de la campaña electoral y del día del referéndum. También te prometo que yo no exigiré votar en tu divorcio porque, francamente, tu vida sentimental me importa un bledo (que es lo mismo que te debería importar mi voto en un referéndum de autodeterminación en Catalunya). En resumen: nadie pertenece a nadie y Catalunya es un precioso territorio en el que viven personas que han venido de todas partes del mundo para buscar un futuro. Y, sobre ese futuro, deberían tener derecho a expresarse. A partir de ahí te puedes comer con patatas todos los mantras con los que te bombardean los Rajoy followers pero, sobre MI futuro decido yo (y todos los que formamos parte de esta nación con vocación de Estado).

Àlex_Ribes

Segueix-me a:

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

Llibre a la venda en FNACLa casa del llibreAmazon o Laie només per 17 euros. 

poster

Advertisements