Te lo voy a explicar despacito, pasito a pasito, suave suavecito

encannaEstimada, o no, Encarna:

Te lo voy a explicar despacito, pasito a pasito, suave suavecito (pero, eso sí, no nos vamos a ir pegando poquito a poquito). Yo quiero que España se independice de Catalunya (sí, está bien escrito) pero no quiero ser concursante de Supervivientes, ni tener sexo debajo de un cocotero en una playa paradisíaca (bueno… déjame que utilice el comodín del público para tomar una decisión respecto a esto último). Cuando digo que quiero que España se independice de Catalunya, me refiero al hecho de que las estructuras de Estado que tiene España en territorio catalán dejen de ser operativas. Especialmente, las delegaciones de Hacienda, el sistema judicial, la delegación del gobierno, la casa Real y las revistas del corazón (ya que estamos…). En resumen, cada uno en su casa y wi-fi en la de todos.

En segundo lugar: ya sé que cuesta entenderlo pero la propiedad de Catalunya no está desde 1714 en el trastorno bipolar de Felipe V, ni en el testamento de Franco, ni en la Constitución, ni en el Tribunal Constitucional, ni en el prospecto del Españolín (un antidepresivo muy popular en según qué ambientes). La propiedad de Catalunya está en el Registro de la Propiedad. Vamos, despacito, pasito a pasito, suave suavecito a explicarlo. El Registro de la propiedad es un registro público de carácter oficial en el que se inscriben, para conocimiento general de todos los ciudadanos, los derechos de propiedad sobre los bienes inmuebles (fincas, casas, edificios, naves, etc.), así como todos los demás derechos que recaigan sobre ellos (hipotecas, embargos, etc.). Por lo tanto, Catalunya pertenece a los que estén en ese Registro (o paguen un alquler, evidentemente). Además, no es que no nos guste España (es preciosa, en serio… la Giralda, la Cibeles, el Museo del Prado, la catedral de León… Son geniales, de verdad. Precioso todo). Lo que sucede es que muchos pensamos que es hora de plantear otro futuro, tanto para nosotros como para nuestros hijos. Y como yo no te pertenezco, ni el piso que estoy pagando (despacito, pasito a pasito, suave suavecito) no tengo la más mínima intención de irme a ninguna isla rodeada de cocodrilos (por cierto, la mayoría son de agua dulce) para que tú te quedes por el morro con mi piso en base a un supuesto derecho de conquista.

Que los cocodrilos se reproduzcan y se limpien el culo con una estelada me resulta carente de interés (con sus manitas y sus bracitos debe ser complicado). Pero si a ti te gusta mirarlo, adelante. Hay parafilias más extrañas aún. Y sí, que viva vuestra España, pero que nos deje ya un poquito tranquilos a todos.

Me despido con un pequeño regalo para que amplíes tu conocimiento sobre el maravilloso mundo de los cocodrilos.

images

Àlex_Ribes

Em pots seguir a

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

Llibre a la venda en FNACLa casa del llibreAmazon o Laie només per 17 euros. 

poster

Advertisements

One comment

  1. Retroenllaç: Te lo voy a explicar despacito, pasito a pasito, suave suavecito | pepitaprats