El ciclo de la fama de Cristiano Ronaldo

roncero

Estimado, o no, Tomás Roncero:

Estos días deben ser un “Torrente” de emociones para ti. Después de la alegría de ganar la Champions y de ver cómo crece tu retoño como youtuber al apelarnos a los catalanes con el grito “hijos de puta, os liquidaba a todos”, has asistido a la dolorosa experiencia de ver como la fiscalía acusaba a tu ídolo de defraudar 14,7 millones a Hacienda y de cómo crecen los rumores sobre su marcha del Real Madrid. Un día estás arriba y otro día la chulidina te recuerda sus efectos secundarios. Como diría REM: oh, life is bigger. It’s bigger. And you, you are not me.

Aunque el paso de Cristiano Ronaldo por la liga española no haya sido tan espectacular como el crecimiento de la leyenda de Leo Messi (mal que os pese a los madridistas) hay que reconocer que ha desplegado un amplio abanico de valores. Ha sido humilde:

crhumilde

Buen compañero:

crcompañero

Y discreto:

crdiscreto

Sin embargo, la fama siempre conoce un ciclo dividido en cuatro fases:

  1. Me gusta Cristiano Ronaldo.

  2. Quiero ser Cristiano Ronaldo.

  3. Cristiano Ronaldo está gordo.

  4. ¿Quién es Cristiano Ronaldo?

A juzgar por la foto de portada de tu cuenta de Twitter, aún estás en la segunda fase. Sin embargo, espérate un tiempo y verás que no tardarás mucho en llegar a la tercera. Es ley de vida en el mundo de la fama. “Unos tienen fama y otros cardan la lana”, dice un proverbio castellano. Y tú has cardado mucha.

¿Y ahora qué, Tomás? Después de haber demonizado a Messi y a Neymar por sus problemas con Hacienda, ¿cuál será el discurso de la prensa madrileña/madridista? De momento, en las portadas Cristiano Ronaldo aparece con la camiseta de la selección portuguesa. Supongo que él estará encantado con este detalle que al parecer se debió a una maniobra del Tito Floren. Es como borrar a tu exnovia del Facebook. Discreto pero no es algo que a la exnovia le llene de felicidad.

En resumen, el día en el que Cristiano Ronaldo desaparezca de tu portada en Twitter sabremos que has empezado a entrar en la tercera fase. Y como el cuerpo humano tiene la manía de envejecer y el metabolismo se vuelve un caballo difícil de domar, permíteme que me imagine a un Cristiano Ronaldo anciano, pasado de kilos y gritando ¡¡¡¡suuuuuuuuu!!!! mientras hace esfuerzos para que no se le caiga la dentadura postiza.

Àlex_Ribes

Em pots seguir a

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

Llibre a la venda en FNACLa casa del llibreAmazon o Laie només per 17 euros. 

poster

Anuncis