Mi pijama es mi pijama @beatrizbecerrab

bezerra

Estimada, o no, Beatriz:

Ante la afirmación de que Catalunya también es tuya, y como supongo que te refieres tanto al continente (territorio) como al contenido (personas, fauna y flora) me pongo en contacto contigo para saber si tienes previsto autoinvitarte a mi casa en tanto copropietaria de la nación en la que vivo. ¿Qué sueles cenar? Depende de la hora a la que vengas, quizás ya no me dé tiempo de prepararte algo más elaborado. ¿Te importa si pido una pizza? ¿Quatro formaggi? ¿Pepperoni? ¿Carbonara? ¿Catalanófoba especial con un poco de ardor patriótico?

Respecto al consumo televisivo, si no te importa estoy viendo la quinta temporada de House of Cards. Bueno… si quieres lo sometemos a referéndum. Pero ya te digo que mi pareja y yo votaremos que sí a House of Cards y que tú tendrás un solo voto. Por lo tanto, si te apetece ver cualquier mierda de telebasura española, te tendrás que aguantar. De alguna manera, es lo que quieres que suceda si la propuesta de referéndum se vota en el parlamento español. Como los catalanes somos el 16% de la población española, es lógico que siempre los catalanes partidarios a la autodeterminación estemos en minoría. Y eso no es democracia. Se le llama imposición demográfica. Podrías rebatir mi argumento diciendo que los catalanes nos tenemos que poner a copular en un nivel Jedi Julio Iglesias. Podríamos. No conoces el poder sexual de una buena botifarra amb mongetes. Pero nos tomaría nuestro tiempo y tenemos mucha prisa. Por lo tanto, aunque desde tu burbuja nacionalista española te parezca mal, votaremos los catalanes para decidir nuestro futuro. Votaremos los que estemos censados en Catalunya. Votaremos sobre el futuro de Catalunya. Votaremos los partidarios del sí y los del no. Los que no quieran votar, no votarán. Votarán los que pongan un sobre en blanco. Incluso votarán los fans de Juego de Tronos que pongan dentro de un sobre cómo creen que acabará la serie. Hasta votará el tontolaba que se equivocará y pondrá dentro del sobre la tarjeta del Caprabo. Pero hay una cosa que te debe quedar clara: al derecho de alterdeterminación se le llama colonialismo y pasó de moda hace tiempo.

Dices que vas a perder derechos en Catalunya. Exacto. De eso se trata. Si no vives en Catalunya, si no te censas aquí, si no pagas impuestos aquí y si no asumes las obligaciones que comporta el hecho de vivir aquí, perderás derechos. El estado español perderá el derecho de recaudar nuestros impuestos, de decidir las inversiones en nuestras infraestructuras, no podrá tomar decisiones sobre nuestro sistema educativo, ni sobre nuestra sanidad, ni en materia de seguridad… Es lo que suele suceder cuando un país se independiza de otro o cuando una persona se divorcia de otra. Yo tampoco podré votar a políticos que me representen en el parlamento español, no me podré quejar sobre cómo el gobierno español reparte las inversiones, y tendré los mismos derechos que cualquier ciudadano extranjero sobre el sistema sanitario español o sobre el sistema educativo. A no ser, evidentemente, que la venganza del estado español sea implacable y nos vete la entrada al territorio español. Viendo la mala hostia, la bilis y el odio que respiran algunos tampoco sería de extrañar.

Pero, volviendo al tema motivo de esta carta: si antes del 1 de octubre te presentas en mi casa, ¿te traerás tú el pijama? Sería un detalle. A ver si te vas a zampar una pizza y encima te tengo que dejar mi pijama. Hasta ahí habríamos llegado. Una cosa es que mi sofá, mi tele y mi comida te pertenezcan y otra cosa es que te pongas mi pijama. Yo soy muy escrupuloso y no quiero que se me pegue esa defensa tan particular que tienes sobre los derechos humanos. Una empieza haciéndose copropietaria de territorio, personas, fauna y flora y acaba metiéndose en un pijama ajeno. Y eso sí que no. La gente es muy rarita. Se autoinvita a tu casa; se mete en tu pijama; se cepilla tu Estatut; quiere españolizar a tus hijos; te llama catalufo, paleto, nazi y norcoreano y, además, seguro que se queja de que la pizza ha llegado fría. Pues, no. ¡MI PIJAMA ES MI PIJAMA!

Àlex_Ribes

Em pots seguir a

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

Llibre a la venda en FNACLa casa del llibreAmazon o Laie només per 17 euros. 

poster

Anuncis