Exministros socialistas que nos tratan como imbéciles @sevillajordi

jordi sevilla

Estimado, o no, Jordi:

De alguna manera, la imbecilidad es como el olor corporal. No creo que los cerdos sean conscientes de que huelen mal. De hecho, los cerdos se reúnen, realizan cierta vida social, tienen las conversaciones normales de cerdos (oink… oink… psoe… psoe…) pero no parecen muy molestos con el olor que desprenden sus compañeros. Supongo que es lo que sucede con los imbéciles. No sólo no son conscientes de su imbecilidad, sino que además realizan actividades gregarias con otros imbéciles. Al final lo que tienes es una organización de imbéciles, que elabora pensamientos imbéciles, realiza acciones imbéciles y, sobre todo, cree que son los demás los que son unos imbéciles.

El mal olor corporal se puede solucionar con una mejora en los hábitos higiénicos y con desodorante. El agua y el jabón obran milagros. Sin embargo, el remedio contra la imbecilidad social requiere, no sólo grandes dosis de paciencia, sino sobre todo la reivindicación permanente de que no debemos ser tratados todos como imbéciles. Sería deseable que desde las instituciones públicas con más liderazgo de opinión se tratara a la sociedad, no como posibles imbéciles, sino como ciudadanos inteligentes. Ya sabes, en cualquier sociedad hay personas con una buena formación, con experiencia profesional contrastada y con un pensamiento crítico, elaborado y constructivo. También hay imbéciles, lógicamente. Yo el primero. Sin embargo, creo que a todas las personas que tienen o han tenido responsabilidades políticas se les puede exigir que no traten a la gente como imbéciles.

Sabiendo que eres una persona inteligente, con formación y con unas responsabilidades políticas muy importantes en el pasado, no acabo de ver claro que nos trates como imbéciles. Obviamente, tu tuit va dirigido a los independentistas. Negarlo no haría sino aumentar el nivel de imbecilina que ya contiene de por sí. Y es que no sé en qué extraño microsegundo has tenido la idea de que lo que queremos los independentistas es que tú, o los que opinan como tú, nos consideréis nación cultural. En serio. Es que es para tener múltiples fracturas en la caja torácica de tanto reír. O sea, ¿en qué púlpito de superioridad moral, de alienación de la realidad, de chulería made in Spain, de paternalismo bobalicón, te has exiliado para que pienses que nos preocupa un sólo segundo que tú, Alfonso Guerra, Felipe González, Susana Díaz o Pedro Sánchez nos consideréis nación cultural y que, a cambio, nos miremos el DNI con cara de agradecimiento infinito? ¿Dónde has estado en los últimos siete años? ¿Te has despertado como la madre de Goodbye Lenin de un sueño de complacencia socialista que te ha llevado a no entender el mundo que te rodea?

Es triste, Jordi. Es muy triste. El socialismo en España es una triste mueca, un gesto intelectualmente obsceno, un túnel negro de puertas giratorias, de adictos al subsidio, al codazo y al sálvese quién pueda. En fin, tenemos mucho trabajo. Vamos a hacer una república catalana, un Estado nuevo. Por cierto, decir que España es la única nación con Estado… ¿Lo ves? Fracturas múltiples en la caja torácica.

Àlex_Ribes

Em pots seguir a

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

Llibre a la venda en FNACLa casa del llibreAmazon o Laie només per 17 euros. 

poster

Anuncis