Puta vida, nene. No me la amargues más

unespañoldetantos

Estimado, o no, español de tantos:

Sinceramente, creo que algunos españoles de tantos tenéis unos instrumentos de seducción bastante extraños. Quizás es que vuestros referentes pasan más por “Mujeres, hombres y viceversa” que por Don Juan Tenorio. Y es que, ¿leíste alguna vez que el personaje de Zorrilla dijera algo así como: “no es verdad ángel de amor que en esta apartada orilla te voy a dar dos hostias, una por indepe y otra por si la pierdes”? ¡Es que ni rima! Hay aquí un problema de relato.

Las páginas web de los hoteles no suelen publicar el contenido calórico de los menús, ni el grosor de los colchones. Vemos fotos: la mejor perspectiva de la piscina, los vestíbulos captados con gran angular para que parezcan más grandes, bombones encima de la almohada… Nos venden un sueño. Martin Luther King dijo: “tengo un sueño”. No dijo: “¡eh, peña! ¡Tengo una Constitución con un Título Preliminar, ciento sesenta y nueve artículos, cuatro Disposiciones Adicionales, nueve Disposiciones Transitorias, una Disposición Derogatoria y una Disposición final. ¿Mola un montón o no?”. ¿Tú te imaginas a Martin Luther King hablando como Soraya? El Movimiento por los Derechos Civiles de los afroamericanos hubiese tenido menos éxito que Fernández Díaz en un karaoke.

Os falta relato. Los relatos son emociones, sorpresas, seducción… Son una suma de fe y esperanza pero, sobre todo, los relatos son sueños. Son experiencias con vocación de mejora, proyecciones de futuro, estrategias de construcción… Y en eso, el Gobierno de los casi mil imputados, el Tribunal Constitucional, la caverna mediática y los tuiteros permanentemente cabreados no tenéis ni la más mínima posibilidad de construir una oferta interesante. ¡Ni una!

Hoy el ABC nos ha despertado con esta foto.

DEB3JtIXYAAJWlN.jpg-large

El trimomio. Merchandising de Disney con su pack de los enanitos Mudito, Gruñón y de regalo BlancaGAL. Es una foto en plan: “subamos a la azotea que hay más luz. No, que me suda el bigote. Si ya no tienes, José Mari”. No es de una piscina maravillosa, un vestíbulo enorme y bombones en la almohada. Son tres momias asociadas a la crisis, a la Guerra del Golfo, al 15M y al terrorismo de Estado. ¡Tenéis un problema de relato!

Y después llegáis vosotros: los tuiteros con carencias emocionales. “Que sus pego a toos. Que me pago el viaje y sus pego a toos”. Y claro, tras escuchar los discursos de “I have a Constitution”, después de ver a Mudito, Gruñón y BlancaGAL y después de las disfunciones emocionales presentes en las redes sociales, uno sólo desea que para entrar en Catalunya esos españoles de tantos necesiten un visado y que los mossos les hagan un tacto rectal por si esconden portadas del ABC. Puta vida, nene. No me la amargues más.

Àlex_Ribes

Em pots seguir a

logotw  Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

Llibre a la venda en FNACLa casa del llibreAmazon o Laie només per 17 euros. 

poster

Anuncis