Montoro como monologuista cómico

montoroemojis2

Estimado, o no, Montoro:

Lo único que admiro de ti es la capacidad de decir chorradas y que no se te escape la risa. Seguramente, en política, esta habilidad de autocontención resulta una virtud pero a mí solamente me produce vergüenza ajena. Eso sí, hay que destacar vuestra fuerza como narradores (de hecho, la vuestra y la de Franco. Han pasado varias generaciones y aún hay gente que se ha hecho suyo el relato de Franco como “caudillo por la gracia de Dios”. ¡Qué memoria! No se acuerdan de dónde dejaron la boina pero sí de los discursos del genocida).

Lo que os decía, sois unos storytellers muy creativos. Por ejemplo, según vuestra tesis, si Catalunya lidera la recuperación económica y la creación de empleo es porque está dentro de España. En cambio, en la época de la crisis la culpa del aumento del paro y de la recesión era del proceso independentista. Y, si no recuerdo mal, también Catalunya estaba dentro de España. ¿Que desde que empezó el proceso independentista las inversiones extranjeras y el número de turistas que llegan a Catalunya no ha dejado de aumentar? Según vuestra concepción del relato es porque no se creen el proceso independentista. En cambio, estoy seguro de que si estas cifras fuesen en descenso, lo achacaríais al proceso. Nada es verdad o es mentira, sólo depende del pepero que te lo diga.

Antes de que sigas confundiendo deseos con realidad, déjame que te aclare (nunca mejor dicho) una cosa: estás calvo. Eres un paradigma de calvo. Y aunque seas capaz de decirlo sin partirte la caja torácica, ahórranos explicaciones del tipo: se ha producido un ligero descenso en mi cabello per cápita unido a una clarificación de mi epidermis craneal producto del proceso independentista. No, Montoro. Ya estabas calvo mucho antes de que recogierais firmas contra el Estatut. Una cosa es la realidad y otra cosa es cómo la hagas llegar a los fans de tu canal de YouTube: Spain is the best.

Antes de despedirme, déjame que haga una pequeña reflexión. No sé si eres bueno explicando cuentos infantiles. En todo caso, te pido que no tergiverses “La bella durmiente”. Y es que hay dos opciones:

a) qué bueno el príncipe español que salva a la princesa con su amor castellano.

b) qué cabrón el príncipe indepe que morrea a la princesa sin su permiso mientras está sobando.

Àlex_Ribes

Em pots seguir a

Twitter @blogsocietat 

 Facebook

Llibre a la venda en FNACLa casa del llibreAmazon o Laie només per 17 euros. 

poster

Anuncis