Siempre serás un orco

ruben

Estimado, o no:

Ya sé que hay productos que son difíciles de publicitar (antihemorroidal, laxante, una línea de productos de belleza que se llame Montoro…) pero ya hace tiempo que noto una cierta dejadez en cómo promocionáis la idea de que ser español resulta algo interesante. Hay como una dejadez en el patriotismo español dispuesto a repetir fórmulas una y otra vez. Del Spain is different de los setenta hemos pasado al Mira tu DNI. Y es que del subtexto que se podía leer en el Spain is different (ya sabemos que somos raros de cojones, comemos a las tres, le ponemos mucho ajo a las comidas, dormimos la siesta y miramos las tetas de las alemanas haciendo topless como si fuera la primera vez que vemos unas, pero somos simpáticos y tenemos sol y playas) hemos llegado a la conclusión del “eres español, lo pone en un plástico con chip, lo serás siempre y te jodes”. Pues no parece la mejor campaña publicitaria del mundo. Es como si a un calvo le dices “eres calvo, mírate en el espejo y lo serás siempre”. Pues muy bien. Genial. Tu oferta es la hostia. Ofréceme una peluca, un crecepelo o hasta una gorra de “Bar Paco, el bar de tu barrio” pero:

a) no me recuerdes aquello que no quiero ser,

b) no juegues a adivino diciéndome que lo seré siempre y

c) ofréceme una solución.

Además, hay algo de lo que nunca se habla: es como si quien se ríe de ti por ser calvo es Albert Boadella en medio de un viento huracanado.

Necesitáis mejorar el mensaje. Vuestra oferta no parece atractiva. No sois ni creativos, ni originales, ni graciosos, ni disruptivos, ni seductores y, además, tenéis menos glamour que Belén Esteban en un sex shop para osos hormigueros.

Para empezar yo creo que os falta humildad. Por poner un ejemplo, le tengo un especial cariño a la filmografía de Luis García Berlanga y a los guiones de Rafael Azcona. Eran películas de una España humilde, autocrítica y capaz de reírse de sí misma. Ya sé que detrás de aquellas historias (que tan sabiamente regateaban a la censura) había dos grandes genios. Pero es que hemos pasado de ver la extraordinaria comicidad y humanidad de Paco Martínez Soria o Pepe Isbert, a los jerseys por encima del hombro de pijos fachas sin más discurso que el “mira tu DNI”. Y no es lo mismo. No es el mismo humor el de Gila que el de Bertín Osborne. Y no tiene nada que ver la humildad de un país que quería ser, al egocentrismo enfermizo de un estado que se cree el más guapo de Instagram.

Siempre serás español, quieras o no tu carnet de identidad dirá que lo eres, y siempre va a ser así”. Fíjate si es terrible esta oferta publicitaria que ni a los habitantes de Mordor se lo dicen. Sauron jamás se lo echó en cara a nadie. Lo que me hace pensar que en las redes sociales hay gente más chunga que los propios orcos. En fin, como dice Gandalf: “lo único que podemos decidir es qué hacer con el tiempo que se nos ha dado”.

Àlex_Ribes

nou final

Pots seguir el BLOG SOCIETAT ANÒNIMA a:

logotw Twitter @blogsocietat 

UnknownFacebook

tumbñTumblr

Llibre a la venda en FNACLa casa del llibreAmazon o Laie només per 16,15 euros.

Anuncis