El peluche unionista

pepeblai_2

Estimado, o no:

Quiero tener a un unionista cerca. Es casi una necesidad. Sois la fuente de la sabiduría universal. Sois tres mil siglos de conocimiento concentrado en una sola mente. Sois como el monolito de “2001, una odisea del espacio”. Si aterrizáis cerca de cualquier hombre de las cavernas, aprenderá a utilizar los huesos de los animales como herramientas y será capaz incluso de atacar la Blanquerna de Madrid al grito de “no nos engañan. Catalunya es España” sin que se tropiece al intentar caminar erguido. Así sois algunos unionistas. Me dais una envidia… Yo quisiera tener vuestra inteligencia; vuestra capacidad no sólo de analizar la realidad presente, sino también de adivinar el futuro cual vidente de Call TV en acción a las tres de la madrugada. De hecho, en el Oráculo de Delfos, las musas y las náyades ya eran unionistas. Unas se vestían de naranja, otras de azul y las más radicales de rojo, con la rosa en su puño y los versos de Serrat en su cancionero de piedra griega. “Para la libertad, sangro, lucho, pervivo y doy como válidos los tiquets de compra de la CIA que regala El Periódico en fascículos”. Gran canción.

Necesito tener a un unionista cerca. ¿Sabes si hay peluches unionistas? Con su banderita de España, su Constitución pequeñita en un bracito, su cuerpecito rechonchete en modo “Iceta no hago deporte pero soy simpático”… Quiero un peluche unionista. Me abrazaría a él y le preguntaría muchas cosas, cuando la noche es larga y El País duerme poco y mal, El Mundo se ha metido en el sobre, el sueño de La Razón produce monstruos y Enric Hernández da vueltas a su bote de somníferos pensando en cómo puede evitar la quiebra de su diario y si con el Photoshop podría ponerle una marca de agua al carnet de militancia del PP que esconde Gabriel Rufian y que le ha pasado su contacto en Washington. Me abrazaría al peluche con la esperanza de que me explicara todo lo que sabe. Porque, como buen peluche unionista, lo sabría todo: leyes, estrategias geopolíticas, alianzas de países, terrorismo global… Un peluche unionista sabe mucho más que cualquier independentista por muchas carreras que tenga o mucha experiencia acumulada que llene de texto su informe de vida laboral. Porque los independentistas estamos adoctrinados, somos cortitos y nuestro cerebro está lavado con el 11% de audiencia que tiene TV3. Es una suerte que ni TVE1, ni TVE2, ni Tele 5, ni La Sexta, ni Antena 3, ni 13TV, ni Intereconomía, ni la prensa en papel, ni la prensa digital, ni las radios estatales con los mismos discursos, las mismas teorías, los mismos tertulianos y el mismo intercambio de conspiraciones, ni el gobierno del Estado español, con sus ministerios, sus secretarías, sus delegados del gobierno, el CNI, la Policía Nacional, la Guardia Civil y el Ejército hayan logrado inmiscuirse en vuestra capacidad unionista para manteneros al margen de la intoxicación y la propaganda. Y eso ha sido porque LOS UNIONISTAS HABÉIS VENIDO DE KRYPTON, como Supemán. ¡Porque sois unos superhéroes! Por eso yo quiero un unionista cerca que me haga de mentor, un Obi Wan Kenobi del constitucionalismo, que se sepa de memoria el preámbulo, los 169 artículos, las cuatro disposiciones adicionales, las nueve disposiciones transitorias y hasta las disposiciones derogatorias y finales de la Constitución Española. Quiero un unionista cerca cuando me sienta solo, perdido en mi ignorancia independentista, que me susurre con un pasodoble de música de fondo: “España se constituye en un Estado social y democrático de Derecho, que propugna como valores superiores de su ordenamiento jurídico la libertad, la justicia, la igualdad y el pluralismo político”. Y si no hay ningún unionista capaz de sacarme de la oscuridad, al menos, quiero un peluche como compensación emocional a mi lavado de cerebro. Un peluche que sepa usar Twitter y pueda expresar una sola idea sin insultar, sin necesitar tres tuits y sin citarse a sí mismo en un intento de aclarar qué quería decir con el primero de ellos.

nou final

Pots seguir el BLOG SOCIETAT ANÒNIMA a:

logotw Twitter @blogsocietat 

UnknownFacebook

tumbñTumblr

Anuncis