Y volvéis a mentir, una vez más #Diada2017 #ElPaís

Diada2017

Hay una parte del periodismo y de la clase política en España que se lleva muy mal con la realidad. La realidad está ahí, pobrecita, esperando que alguien la explique de una manera más o menos verosímil. Pero esa parte del periodismo y de la clase política no la acepta. O no se acepta o no se quiere entender. Eso lo dejaremos para Freud y sus seguidores.

27 de agosto de 2017. Manifestación en Barcelona que condena los atentados en las Ramblas y en Cambrils. Recorrido: Passeig de Gràcia con final en Plaça Catalunya. El País da una cifra: 500.000 asistentes.

11 de septiembre de 2017. Diada. Manifestación en Barcelona. Recorrido: Passeig de Gràcia y Carrer Aragó (desde Villarroel hasta Passeig Sant Joan) con la cabecera también en Plaça Catalunya. El País da una cifra: 500.000 asistentes.

Eso significa que, de repente, por arte de magia han desaparecido los manifestantes del Carrer Aragó. Ha venido David Copperfield, contratado por el CNI, y ha hecho desaparecer a todas esas personas del Carrer Aragó. ¡Es magia!

Pero no voy a entrar en cifras. Sólo sé que he intentado ir desde la Plaça Cinc d’Oros hasta los Jardinets de Gràcia y ha sido literalmente imposible. La gente estaba apelotonada. No podías moverte por ningún pasillo. Me ha costado cerca de diez minutos, que se me han hecho eternos, recorrer unos veinte metros. Eso lo he vivido. No he estado en la redacción de El País intentando minimizar lo que ha sucedido esta tarde en Barcelona. Y he visto caras. Muchas. De todas las edades. He visto personas cantando, sonriendo, reivindicando… Y de manera pacífica, educada. No he oído insultos. Ni uno. Sé que Arran ha quemado tres banderas. No me parece correcto. Pero lo que está claro es que entre tantas y tantas personas ha sido una anécdota (que ya sé que los medios españoles amplificarán como siempre han hecho).

¿Hasta dónde llegará vuestra capacidad para autoengañaros o, mejor dicho, para engañar a la opinión pública española? A veces tengo la impresión de que esta capacidad es infinita y, por el bien de la sociedad española, creo que va siendo hora de que alguien la detenga de una vez, de que entre todos demos descanso al hámster que da vueltas en su ruedecita y que contemplemos lo que la realidad nos ofrece. ¿Y qué nos ofrece la realidad? Centenares de miles de personas en la calle. Pero no hoy, desde hace años. Nos ofrece un Parlament con una mayoría de diputados independentistas. Y nos ofrece también encuestas que manifiestan que un 80% de los catalanes queremos votar en un referéndum de autodeterminación. La realidad, absurda como es a veces, nos dice también que la Guardia Civil ha entrado en una imprenta y en un medio de comunicación. No buscaban drogas o el botín de un atraco a un banco. Buscaban papeletas para votar. Buscaban papeles impresos en tinta con una pregunta binaria. Sí o No. En septiembre de 2017. Cuando quien más quien menos tiene una impresora en casa. Eso buscaba la Guardia Civil. ¿Por qué negar la realidad cuando puede ser tan divertida?

Hay un problema que se debe resolver y es aceptar las cosas que suceden. Sucede que ahora mismo el independentismo es el movimiento social más importante de Europa. Simplemente hay que mirar las cifras de participación en las manifestaciones que se convocan en el continente. Sucede que hay un proyecto de futuro con un respaldo ciudadano impresionante. Y sucede que hay el suficiente orgullo, dignidad, ilusión, argumentos y voluntad popular para llevarlo a cabo. Y al lado de este movimiento espero que haya líderes capaces de asumir riesgos. Ésa es la realidad. ¿Os queréis engañar? ¿Queréis engañar a los lectores? Adelante. Pero, tarde o temprano, la realidad se manifestará con toda su firmeza. Dijo Rafael Chirbes que “cuando las ideas no te dejan ver la realidad, no son ideas, son mentiras”.

nou final

Pots seguir el BLOG SOCIETAT ANÒNIMA a:

logotw Twitter @blogsocietat 

UnknownFacebook

tumbñTumblr

Anuncis