El noi del Poble “Cec”

serrat

Creo que en general estamos todos muy nerviosos. Tener barcos llenos de policías y guardias civiles armados en los puertos catalanes , después de haber sido despedidos con el grito de “a por ellos” no es precisamente un curso de Yoga. Que desde el PP haya gente que diga que a los catalanes hay que “darles hostias como panes” o que desde este mismo partido se hagan vídeos xenófobos que alimentan el discurso del odio, tampoco es música chill out con aromas de masaje relajante. Así que, calmémonos, dejemos la mente en blanco (como la lista de Grammys de Kiko Rivera), llenemos los pulmones de aire y pensemos en cosas bonitas: flores, un anochecer en la Costa Brava, una cena romántica a la luz de las velas, una papeleta de referéndum con un SÍ como una casa… ¿Lo veis? No puedo. Me resulta muy complicado abstraerme de la realidad. Yo lo que quiero es ser equidistante. Que se peleen los demás. Yo me alzo sobre mi entorno, levito, me sitúo a la altura de los dioses… y juzgo. Soy equidistante. ¿Entre qué y qué? No lo sé. Equidistante. Dos no se pelean, si uno no quiere. Pues bien: yo soy el tercero que los mira, que les da consejos morales aunque no me los hayan pedido y que no se siente “d’eixe món”. Yo nado lejos del mundanal ruido y guardo la ropa en una taquilla. Soy equidistante pero no gilipollas.

Quizás esté equivocado (suelo estarlo) pero creo que estos días han demostrado que, aunque la equidistancia sea un derecho (que se debe respetar y que no debe recibir insultos) despoja de cierta autoridad moral al usuario por la incoherencia con determinadas carreras. Pondré como ejemplo a Joan Manuel Serrat. Gran artista, gran músico, una carrera larga y fecunda, muchos discos, muchos fans y grandes canciones. Cierto. Lo que sucede es que la demostrada creatividad de Serrat también ha ido unida a un marcado compromiso social. Si Serrat hubiese hecho canciones del tipo “I will love you forever and ever, oh baby, I need you” hubiese tenido seguramente otro tipo de seguidores. No sé exactamente qué le habrían exigido esos seguidores pero puedo aventurar que la falta de compromiso con las injusticias o con la libertad no hubiese formado parte de su carrera. “I love you, I need you” y no le demos más vueltas.

Serrat ha cantado a Miguel Hernández y a Antonio Machado. Serrat se ha negado a ir a la Eurovisión por defender la lengua catalana. Serrat ha estado detrás de muchas causas sociales, denunciando injusticias. Ha cantado versos como “para la libertad, sangro, lucho, pervivo. Para la libertad, mis ojos y mis manos”. ¿Y qué ha sucedido? Algo muy sencillo: muchas personas lo han tenido como un referente durante muchos años porque es un gran artista, pero el Serrat persona les ha decepcionado. Porque cuando en Catalunya se han cerrado páginas web, se citan a 700 y pico alcaldes delante del juez, se detienen a personas por el hecho de defender el derecho a voto de los catalanes, la Guardia Civil acosa a medios de comunicación, imprentas o escuelas y el Fiscal Maza (recusado por el Congreso) está atacado por un subidón de testosterona, muchos esperábamos más de Serrat. Esperábamos un compromiso inequívoco con la democracia y la libertad que incluye el derecho a voto, a reunión y a la libre expresión. Y conste que no defiendo los insultos de descerebrados. Pero, como consumidores de sus discos, como personas que han pagado entradas por verle en directo, como seguidores, creo que también la gente tiene derecho a sentirse decepcionada y a hacerlo público. Y la gente también tiene derecho a dejar de admirar a personas a causa de su incoherencia. Porque, tal como están las cosas, la equidistancia ya no es entre independencia o unionismo, sino entre democracia o represión. Lo siento, Serrat, para mí a partir de ahora serás el “noi del Poble Cec”, entre otras cosas porque hay gente que se está jugando la libertad y el patrimonio para que tú puedas votar no. Y ellos y ellas sí que pueden cantar con plena coherencia con su proyecto vital: “Para la libertad siento más corazones que arenas en mi pecho: dan espumas mis venas”.

nou final

Pots seguir el BLOG SOCIETAT ANÒNIMA a:

logotw Twitter @blogsocietat 

UnknownFacebook

tumbñTumblr

Anuncis