Huevas noches

huevasnoches

Estimado, o no:

No tengo ninguna intención de interferir en la relación que tienes con tus huevos. Eso forma parte de la inteligencia social que tenga cada uno. Hay personas que los tienen cada día en la boca (que si no me toques los huevos, que si estoy hasta los huevos, que si no tienes huevos de hacerlo…) y hay otras personas que los tienen en la garganta. Se da en situaciones de tensión o angustia. Que no sería el caso de Urdangarín, que los tiene en Suiza. La inmensa mayoría de los hombres los tenemos localizados en una zona extraña, en el inicio de las piernas, y en esa especie de bolsa de supermercado arrugada que no ganaría jamás ningún premio nacional de innovación o diseño pero que, de momento, permite que no los perdamos como unas llaves o un paraguas.

Te digo que no tengo ninguna intención de interferir en la relación que tienes con tus huevos por respeto a ti y a tus huevos. Uno no debe inmiscuirse en la relación que otra persona tenga con alguna parte de su cuerpo, excepto si se trata de su dedo y éste se encuentre presionando fuertemente tu globo ocular. En ese caso, creo que es bueno manifestar cierta incomodidad. Y ya no digo si se encuentra realizando un tacto rectal no solicitado, caso en el que además es importante aguantarse los estornudos. Sin embargo, aunque no quiero crear mal rollo entre tus huevos y tú, sí que me veo en la obligación moral de advertirte que no es bueno afirmar alegremente que tus huevos son españoles. ¿Se lo has preguntado a ellos? ¿Te has interesado por saber si su identidad es realmente española? Me parece muy bien que reivindiques la tuya, pero ya que has concedido tanta importancia a lo que en el fondo son dos bolitas más bien tendentes a la pereza, estaría bien saber su opinión.

Como catalán te aconsejo que realices un referéndum de autodeterminación. Es bueno saber la opinión de todo el mundo. Es muy positivo escuchar todas las voces aunque sean divergentes con tu zona de confort. ¿Y si tus huevos no están de acuerdo con las faenas que les obligas a realizar? ¿Y si el pene es un tío pesado que se pasa el día diciéndoles a tus huevos que miren su DNI? ¿Y si están pensando en autodeterminarse y en constituirse en unos huevos con forma de paralelepípedo? Esas cosas hay que saberlas, aunque duelan (lo del paralelepípedo puede ser doloroso, lo admito). Es que si no… pasa lo que pasa. Por ejemplo, a muchos catalanes eso de la identidad española no nos acaba de convencer. A mí la bandera de España me deja más frío que los huevos de un pingüino y el himno siempre me ha parecido una mezcla de pasodoble y grupo musical de hombres vestidos con americanas plateadas. Por no hablar del excesivo nacionalismo ombligocéntrico y endogámico presente en tantos y comentarios de las redes sociales. Por eso, creo que es bueno preguntar. Saber lo que opina la gente sobre temas en concreto no tiene por qué ser malo. Y, sobre todo, aceptar el resultado de esa consulta.

En resumen, estaría bien saber si tus huevos quieren seguir siendo españoles. Y no te preocupes, aunque digan que no, hay razones para pensar que no tiene por qué producirse un efecto contagio. Si tu hígado quiere independizarse no será por envidia de tus huevos, sino porque quizás debas moderar el consumo de alcohol. Especialmente si pretendes tuitear a continuación. Pues nada, huevas noches… Ups.

nou final

Pots seguir el BLOG SOCIETAT ANÒNIMA a:

logotw Twitter @blogsocietat 

UnknownFacebook

tumbñTumblr

Anuncis