Me encanta hacer leña del árbol caído

garciapitoniso

Estimado, o no:

No es que quiera hacer leña del árbol caído… Bueno, sí. ¡¡¡ME ENCANTA HACER LEÑA DEL ÁRBOL CAÍDO!!! Y hoy estoy eufórico. Te informaron mal, García Domínguez. Te informaron mal. Como cuando te presentas a un funeral dentro de un enorme preservativo creyendo que era una fiesta de disfraces o como cuando te dicen que el 155 acabaría con el independentismo.

De tu tuit me queda una duda, eso sí. ¿Quién era esa persona que sabía taaaaaanto de sociología electoral? ¿Usa pelucas de colores? ¿Tiene por costumbre ponerse tangas negros en la cara para llamar la atención? ¿Afirmó que el 31 de diciembre cumplirá 696 años? Te lo confirmo entonces. Era Aramis Fuster. Pues nada… que sepas que tiene menos luces que un Gusiluz fumando porros.

Es dura la vida de periodista facha, ¿no? Es el karma, campeón. Hoy te pones borde, mañana chulito y, cuando menos te lo esperas, la realidad te da una buena hostia en la cara.

El futuro por definición es incierto. Pero ya se sabe que la chulidina presente en tantas columnas de opinión, en tantas tertulias y en tantas cuentas de Twitter activa esa extraña capacidad de creer que lo sabemos todo, incluso el futuro. La chulidina y algún que otro gin tonic, claro. Y es que, en el Oráculo de Delfos de la Antigua Grecia, vivía un personaje muy curioso: la Pitonisa. Esta mujer se sentaba en un trípode y recibía consultas relacionadas con situaciones futuras. Cuenta la leyenda que por una grieta se colaban gases tóxicos que la colocaban en estado de trance, un poco a lo Trainspotting pero con túnica. De este estado próximo a “me han dado una pastillita pero se lo juro, agente, creía que era una aspirina” salían predicciones más o menos afortunadas. Lo que sucede es que, cuando se equivocaba, se decía que era un fallo de la interpretación. Vamos, como cuando Fernández Díaz dijo que él no había dicho “esto el fiscal te lo afina”, sino “esto el fiscal, en fin, ¡ah!”.

En fin, García Domínguez, la verdad es persistente, muy persistente. La verdad tiene un orgullo inquebrantable y al final se impone. Durante estos años, vosotros, la prensa hispanocéntrica, habéis creado un Matrix mediático que seguramente ha triunfado en España. Se han manipulado las cifras de las manifestaciones independentistas, se ha pervertido el lenguaje (golpe de estado, rebelión, explosión tumultuaria…), se ha borrado la violencia policial del espacio mediático, se han negado las cifras de heridos, se ha minimizado la manifestación en Bruselas y se han negado los dos millones de votos independentistas en el referéndum boicoteado del 1 de octubre afirmando que la gente votaba varias veces. Pero ahí está la verdad, la realidad, tozuda, digna y orgullosa: 2.063.361 votos indepes. 2.063.361 personas que quieren ser oídas, respetadas. 2.063.361 personas que se han expresado democráticamente, con las garantías que se exigían y con el récord del 81,94% de participación. 2.063.361 votos indepes. Más que en el 1 de octubre. Más que en el 9 de noviembre del 2014. Y ahora puedes sacar espuma por la boca como hacía la Pitonisa en Delfos, si quieres, pero la realidad es la que es. 70 diputados independentistas. Mayoría absoluta independentista. En fin, como se dice en griego: “dôs moi pâ stô, kaì tàn gân kīnā́sō”. Es decir, “dame un punto de apoyo y moveré la Tierra” o “tócame lo que no suena y te monto una república que lo vas a flipar”.

nou final

Pots seguir el BLOG SOCIETAT ANÒNIMA a:

logotw Twitter @blogsocietat 

UnknownFacebook

tumbñTumblr

Anuncis