Un tipo peligroso #Marhuenda

marhuendamentiroso

Estimado, o no, Paco:

Asegura la Wikipedia que “Figueruelas es un municipio de España, en la provincia de Zaragoza, Comunidad Autónoma de Aragón. Tiene un área de 16,99 km² con una población de 1229 habitantes (INE 2015) y una densidad de 72,34 hab/km². Por esta razón, caben dos preguntas a las que deberías dar respuesta:

a) ¿Se ha iniciado en Aragón un proceso independentista?

b) ¿Te encuentras bien?

A la primera, si quieres, respondo yo. No. Los aragoneses tienen las mismas ganas de independizarse del reino de España como tú de perder el peine. Queda por lo tanto una pregunta en el aire que para tranquilidad de tu familia deberías responder. ¿Te encuentras bien?

Ayer vi la última película de Steven Spielberg, “Los archivos del Pentágono”. Es un largometraje que propone el interesante debate sobre a quién debe servir la prensa. Sin ánimo de hacer muchos spoilers, la conclusión está clara: la prensa debe servir a los gobernados y no a los gobernantes. Y es que la democrática razón de ser de la prensa es auditar al poder porque, cuando se convierte en un altavoz del gobierno de turno o en un vehículo de comunicación del poder económico, entramos de lleno en el terreno de la propaganda. Cuentan que el primer ejercicio de propaganda son los edictos de Asoka (siglo III a. C.). Estos edictos escritos se han conservado en columnas o rocas naturales que se distribuyen por el Norte del subcontinente indio. Se encuentran localizados cerca de las ciudades, rutas comerciales o centros religiosos. De esta manera, el gobierno de Asoka se aseguraba de llegar al máximo número de personas posible. Se trataba, entre otras cosas, de preceptos religiosos y morales. Hoy, los edictos se localizan en el kiosko de prensa, en las páginas web, en las ondas hertzianas de la radio o en la alta definición de la televisión. Sin ningún tipo de escrúpulo, algunos periodistas os dedicáis a la genuflexión y a besar la mano del ejecutivo, del legislativo, del judicial o de los otros poderes, según os convenga y, en el último en el que pensáis, es en el ciudadano. Porque cuando empleas el hashtag #DesafíoIndepe en una noticia negativa sobre Aragón, lo que provocas es que Rajoy salive como el perro de Pavlov y que a Soraya se le empañen sus gafas vintage de alegría. Además, estás intoxicando, manipulando y vertiendo basura periodística en el espacio público. Es como si un cocinero llena sus platós de alquitrán. Lo que sucede es que al cocinero le cerrarían el restaurante y a vosotros os dan subvenciones o una preciosa patada hacia arriba.

Nos estamos acostumbrando a la mentira. Y no puede ser. Porque golpea directamente a la línea de flotación de cualquier país que se quiera llamar democracia.

Eres un tipo peligroso para la paz social. La mentira es peligrosa. La mentira enfrenta y crea divisiones artificiales. Porque una cosa es el debate y otra la falsedad, la tergiversación y la propaganda. Lo que sucede es que eres un mentiroso muy malo y eso hace que podamos abrigar algo de esperanza. De alguna manera deberías seguir el consejo de Jules Renard: “de vez en cuando di la verdad para que te crean cuando mientes”.

Compra el meu llibre a:

CASA DEL LLIBRE

FNAC

AMAZON

nou final

Pots seguir el BLOG SOCIETAT ANÒNIMA a:

logotw Twitter @blogsocietat 

UnknownFacebook

tumbñTumblr

Anuncis