¡Que el corazón guíe nuestro camino! @JonSinhache

johnisinhachecretino

Al parecer en Twitter han implementado un servicio de psicólogos de guardia. Debe ser una especie de ONG. Ya es raro porque en su consulta te cobran una pasta por inventarse enfermedades pero, por lo visto, en sus ratos libres se suben a su púlpito freudiano y te dan consejos gratis. Además, sin conocerte de nada, te psicoanalizan y te dan su diagnóstico. ¡No me digáis que Twitter no es la hostia! Hay muchos psicólogos en España. No lo lamento, no. Si hay un país que necesita psicólogos y psiquiatras es España. Lo que sucede es que algunos de ellos no lo son, no son auténticos profesionales. Lo único que hacen es invadir vidas ajenas para ejercer de autocomplacientes, de tipos encantados de haberse conocido que opinan sin conocerte de nada. Y si te quejas de que no eres independentista por TV3 sino, en parte, por el resto de medios chupaglandes que llevan varios años ninguneándote, tergiversando, mintiendo, riéndose de ti, convirtiendo el periodismo en un instrumento de piromanía social, entonces estos tipos te dicen que no tienes personalidad. ¡Bravo, chaval! Supongo que para este tipo que juega a Doctor López Ibor, tener personalidad es agachar la cabeza cuando Rajoy te dice que ahorres para tu pensión y para la educación de tus hijos. Mira, ahora estoy jugando a ser psicólogo. No le conozco de nada (ni ganas) y ya me estoy metiendo en su cabeza. ¿Sabes qué? Al final esto va a ser divertido.

Lo cierto es que ahora hay una plaga de psicólogos en Twitter. En el ranking de epidemias está la gripe, la gilipollez y después los psicólogos gratuitos. Bueno, no sé si es éste exactamente el orden. En todo caso, saludemos a todos aquellos que te prejuzgan, a los que te dan consejos que no has pedido, a los que creen que han venido a este mundo porque son unos elegidos del azar espermático, a los pedantes, a los solipsistas, a los cretinos que siembran vientos y después se quejan si recogen tempestades, a los narcisistas, a los que se duchan cada día con ego aromático y, sobre todo, a los psicólogos de Twitter. ¡Alcemos la mano, encojamos los dedos índice, anular, pulgar y meñique, dejando que el dedo corazón se convierta en nuestro gran símbolo de lucha! ¡Que el corazón guíe nuestro camino!

PUBLISHED by catsmob.com

Compra el meu llibre a:

CASA DEL LLIBRE

FNAC

AMAZON

nou final

Pots seguir el BLOG SOCIETAT ANÒNIMA a:

logotw Twitter @blogsocietat 

UnknownFacebook

tumbñTumblr

Anuncis