¡Me cago en Dioniso!

toledo

Estimada, o no, España:

Cada día te estoy más agradecida por el material narrativo que le proporcionas a mi blog. No sé si es muy interesante lo que escribo pero así evito hablar de mi vida. Un día se persigue a un señor que se pone una nariz de payaso, otro día se interroga a un humorista radiofónico, al siguiente se condena a un rapero, también el juzgado cita a un mecánico, ahora un actor… En fin, el día que salga un Playmobil indepe, me veo al juez Llarena registrando el Toys’R’us.

Yo creo que es importante respetar las creencias de las personas. Incluso las de aquellos que están convencidos de que si saludas al presentador del Telediario, te responde. En este respeto incluyo, por supuesto, las creencias religiosas (tanto si se tienen, como si no se tienen). Sin embargo, también creo que una cosa es exigir respeto y otra cosa es criminalizar la falta de respeto y llevarla al Código penal. Por ejemplo, yo creo en el dios griego Dioniso, Baco para los romanos y Don Simón para el Mercadona. De todos los dioses griegos es el más cachondo ya que es el dios del vino y de los placeres. No bebo vino pero a la vida hay que darle un toque hedonista. ¿Qué hubiese pasado si Willy Toledo se hubiese cagado en Dioniso? ¡¡¡Me cago en Dioniso y en su aliento a borrachuzo!!! Me aventuro a decir que nada. Desconozco la existencia de un grupo de fans de Dioniso (aunque de gin tonics, sé que lo preside Miguel Ángel Rodríguez, famoso por conducir en la fase “exaltación de la amistad”, que es la que antecede a “cantos regionales”) pero creo que la reacción de los jueces hubiese sido la indiferencia. Eso me lleva a pensar que en cuestión de dioses hay cierto clasismo. De todas maneras, en el olimpo del fútbol sólo hay un dios: Leo Messi.

En el juicio, además, hay ciertos aspectos técnicos que complican un poco el proceso. De acuerdo, puedes enviar una citación judicial a Willy Toledo pero para garantizar un juicio justo lo preceptivo sería citar a la otra parte. Si no estoy equivocado, el actor se cagó en Dios y en la Virgen que, por cierto, son dos de los recursos emocionales favoritos cuando uno se da un martillazo en el dedo. Pues nada, no dejo de pensar en la expectación mediática que habrá cuando lleguen Dios y la Virgen a los juzgados. Ríete de la bajada de la rampa de Urdangarín o de la infanta Cristina.

Yo creo, España, que estás un poco sensible últimamente. Es lógico. Tu traje a medida del 78 te viene estrecho y está muy deteriorado. Se te empiezan a ver los michelines y eso te provoca cierta tensión. Lo que sí que estaría bien es que pensaras si en realidad a Dios le caes bien. Estás en plan Drama Queen y estas personas suelen caer fatal.

Compra el meu llibre a:

CASA DEL LLIBRE

FNAC

AMAZON

nou final

Pots seguir el BLOG SOCIETAT ANÒNIMA a:

logotw Twitter @blogsocietat 

UnknownFacebook

tumbñTumblr

Anuncis