Gente pequeñita, diminuta. Gente tamaño llavero.

zaragoza

Gente pequeñita, diminuta. Gente tamaño llavero. Gente sobrepasada por los acontecimientos, desorientada. Gente que saca al psicólogo, al sociólogo y al antropólogo que cree llevar dentro para analizar la realidad con eructo de carajillo y alma de Ricardo III. Mi reino, mi reino por un titular.

Gente microscópica con delirios de grandeza. La cabecita del ratón que quiere saltar a cola de león. Mi reino, mi reino por un cargo en una hidroeléctrica, ¿qué hay de lo mío, amigo sindical?, te veo en la ejecutiva o mejor en Luz de Gas. La izquierda de casita en Puigcerdà que un día descubrió que “bajo los adoquines no había arena de playa”. Papá cuéntame otra vez, que hoy el socialismo es monárquico y todo un GALimatías, que González tiene yate y Guerra, una crisis de identidad.

Gente Playmobil, de bracitos que hacen brindis al sol en la pineda de Gavà. La revolución del sillón y paguita a fin de mes. Gente ista pero poco de social cuando las calles arden pidiendo solidaridad, justicia y el pastel entero de la libertad. Presos políticos que para ellos son políticos presos, aunque Cuixart tenga de político lo que Iceta de Nureyev. Gente que mira a Madrid de rodillas, dame migas, dame pan, no te enfades, capital. La tricolor en el armario esperando una oportunidad, que no se mosquee el fascio, deja, deja, no les cabrees más. Pide perdón por ser, busca con la mirada el asfalto, no hay salida, solamente obedecer. Que no se enfaden los jueces, ni La Caixa, ni el ministro que en la Sierra tiene piscina interior, chófer y un futuro en la embajada. Que llene su panza de Ferrero Rocher y su mente de vivaspañas.

Gente pequeñita, diminuta. Gente tamaño llavero. La rosa mustia, el puño abierto esperando monedas, la vida que ya no quiere ser vivida con algo de dignidad, que la dignidad está en el olor a neumático quemado, en el amarillo, en la urna robada, en las quedadas a medianoche para poner lazos, detrás de los barrotes, en el exilio, en la mirada llena de futuro, en quien lucha por cambiar y en quien no espera que sea el tiempo el que le regale la verdad.

Compra el meu llibre a:

CASA DEL LLIBRE

FNAC

AMAZON

nou final

Pots seguir el BLOG SOCIETAT ANÒNIMA a:

logotw Twitter @blogsocietat 

UnknownFacebook

tumbñTumblr

Anuncis