Mueve la banderita

viva

Mueve la banderita. Déjate los ahorrillos en el bazar chino y cómprate banderitas. Llena el balcón de estanqueras y tu vida de frases hechas. Duerme en sábanas rojigualdas, métete dentro de tu pijama rojigualda, ponte calzoncillos rojigualdas ¿Has probado ya los preservativos rojigualdas? Que dance el pajarito dentro, por la patria glorifica su alzamiento y pide otro medio segundo de placer carnal. Mmmmm… no te olvides la banderita. Has marcado un gol.

Mueve la banderita. Si estás alegre, mueve la banderita. Si estás triste, mueve aún más la banderita. Te enseñaron a mover la banderita cuando la realidad mordía. Si te quedas sin trabajo, mueve la banderita. Si tu cuerpo ya no puede trabajar y tu pensión es un insulto, mueve la banderita. Si tu máster te ha costado tiempo y dinero y otros lo obtienen por su cara bonita, mueve la banderita. Si tu presidente convierte la sintaxis en una ciencia del absurdo, mueve la banderita. Mueve la banderita.

Deja reposar tu culo fofo en el sofá del IKEA, busca el mando a distancia y que te explique el mundo Ana Rosa. Mueve la banderita cuando la veas sonreír, dándole la vuelta a la vida hasta que la verdad caiga de los bolsillos. Vomita en Twitter tus carencias, no concedas espacio a la sensatez. “El pensamiento crítico está sobrevalorado”, lo dijo alguien en Forocoches repitiendo lo que había dicho un político. Pero, sobre todo: mueve la banderita.

Mueve la banderita, cachorrito dócil del sistema. Hizo Dios una bandera con dos gotas de sangre y un rayito de sol y se la dio a un español. Dios es de la broma y tiene un humor especial. Mueve la banderita, siempre y en toda ocasión. Que nadie te llame perdedor, tienes la banderita y eso basta. Mueve la banderita cuando la vida pese una tonelada, cuando la cerveza sea un mar interior en el que naufragues, cuando no puedas escapar de quien eres y lo que quisiste ser se quedó en la cuneta de las excusas. Mueve la banderita y que este movimiento sea lo más inconformista que hayas hecho en tu vida. Y si un día ves que quien al grito de Viva España no responde con un Viva, plantéate la posibilidad de que sea un facha sordomudo. Pero, sobre todo, MUEVE LA BANDERITA.

Compra el meu llibre a:

CASA DEL LLIBRE

FNAC

AMAZON

nou final

Pots seguir el BLOG SOCIETAT ANÒNIMA a:

logotw Twitter @blogsocietat 

UnknownFacebook

tumbñTumblr

Anuncis