La libertad es el sueño que me mantiene despierto

senado

No lo entienden (o no quieren entenderlo).

No entienden que la humillación

no construye proyectos

o que la diversidad significa riqueza.

Niegan y se niegan.

El todo por la parte

y la parte por el todo.

No entienden que las lenguas suman

y no restan,

que multiplican,

y no dividen.

No entienden que la cultura

es un conglomerado de capas,

unas encimas de las otras

en continuo movimiento.

O que las gentes vienen y van

y que a eso lo llamamos sociedad.

No entienden que yo no soy tú

y que tú no eres yo

pero que todos cabemos

en un mismo lugar.

No entienden el espacio

que hay entre tú y yo

y que siempre se ha llamado nosotros.

No entienden que yo no quiera ser tú

pero que eso no significa

que te odie o te aparte.

O que si para ti soy invisible,

no pretendas que te sitúe en un altar.

No entienden que existe el mañana

y que el futuro tiene memoria.

Que el ruido de los golpes

posee vocación de eco.

Que no es rencor.

Que es dignidad.

No entienden que sin violencia

se debería poder hablar de todo.

Porque hablar es el resultado

de una necesidad y no de un capricho.

Porque rebelarse también

forma parte de las reglas del juego.

Porque el tiempo fluye

y la vida se hace urgente.

No entienden mis palabras

y mucho menos mi silencio.

No entienden que quiera cambiar en mi vida

aquello que me imponen.

O que sienta que sobro

en una ecuación que me considera cero

cuando el infinito es complejo

y las variables tan escasas.

Y ahí sigue el viaje,

acariciando rostros,

tiñendo el cielo de amarillos.

Hay tanto espacio para correr

y tantos brazos agarrándome.

La libertad es el sueño

que me mantiene despierto.

Compra el meu llibre a:

CASA DEL LLIBRE

FNAC

AMAZON

nou final

Pots seguir el BLOG SOCIETAT ANÒNIMA a:

logotw Twitter @blogsocietat 

UnknownFacebook

tumbñTumblr

Anuncis