España es una distopía que salió mal

vox gilipollas

La generación perdida. Los bobos subvencionados. El curro del obrero que paga comisiones al alcalde corrupto. La bandera del bazar chino a un euro. El gorro de torero y el mundo por montera. La flamenca que ya no cabe encima del televisor 4K. Bienvenido a un siglo nuevo. La mediocridad hecha norma. La dictadura del imbécil. El cuñado motivado que se ha comido a un sociólogo en paro. La lucha diaria por dar la nota. Celebridades sin graduado escolar. El reality lleno de gente que grita. El botox que impermeabiliza el paso del reloj. El apartamento en Marbella y el moreno de rayos UVA. La portada del Hola con follódromo de seda. El jersey por encima de los hombros. La niñas con lacitos en el pelo. Los vestidos blancos de la comunión y el niño peinadito con raya. ¿Qué hay de lo mío? Mira tu DNI. Caspa en las americanas. Machos alfa que usan Viagra. Pollaviejas que te dicen lo que has de hacer. La Constitución como cárcel. La urna como peligro. El tricornio como anacronismo.

La vida que se pierde mirando el telediario. El locutor radiofónico que desayunó bilis con carajillo. La diva a la deriva. El cantante que desafina. Los loros que repiten lo que dice Ana Rosa. Las palabras que ya no sirven. El aliento del borracho de narcisismo. La resaca del violador. El instinto asesino. El depredador de lenguas. El genocida de cultura. Horteras con pedigrí. Gin tonics que beben como zumo. La monarquía por vía espermática. El congreso de demagogos. El tontorraco que mueve la bandera por no poder mover su vida. El “a por ellos” como filosofía. La filosofía que molesta. El ignorante que no sabe diferenciar una lengua de un dialecto. El encantador de serpientes. El vendedor de humo. La venta de la moto con coartada de programa electoral. El niñato con sermón. La niñata machista. El aspirante a campeón del mundo del ridículo. El homo videns de concursos de cocina. Las croquetas en prime time. El tiempo que se va de las manos escuchando tonterías. Las hostias por llevar a la Virgen. La sangre en el ruedo. Los cojones como teoría política. La dimisión de la lógica. La sensibilidad que se exilia. El miedo como instrumento de control social. El jubilado engañado. El autónomo martirizado. El obrero de derechas y el progre con mansión. Nostálgicos que huelen a naftalina. El adicto a la humillación. El juez sin justicia. La derecha autoritaria, testosterona y corrupción. La izquierda pusilánime para la que vivir es pedir perdón o juntarse con el castrador. La luna que todo lo mira con su rostro de indignación. Las voces que niegan voces. La realidad disfrazada de ficción. La sociedad dividida entre los que bostezan y los que duermen. El sofá calentito de mirar la televisión. Las calles vacías. Los niños que matan marcianitos. El fútbol como anestesia. Los ancianos de veinte años. Los viejos prematuros. La siesta como método de distracción. El supremacista que te acusa de serlo. El nazi que lo es por no poder ser nada más. El tuitero de VOX perdido entre seis mil lenguas.

Yo me voy. No me necesitas. No soy mejor. Solamente diferente. Me exilio a un lugar en el que me sienta mejor. La pantalla en blanco del ordenador ahora tiene monótonas líneas que alguien leerá. No olvides que sólo soy alguien que quema su vida en palabras para evitar quemar containers. España es una distopía que salió mal.

nou final

Pots seguir el BLOG SOCIETAT ANÒNIMA a:

logotw Twitter

@blogsocietat 

Unknown

Facebook

youtube

YouTube

1024px-Instagram_logo_2016

Instagram

Anuncis