No hay actividad más relajante que mover la lengua

garcia

Obstinado, o no:

Ahora resulta que los que hablamos más de una lengua no solamente tenemos que luchar contra los ignorantes, los incultos y los supremacistas, sino que también tenemos en contra a la Biblia. Qué triste es la vida de los que amamos la cultura. Babel contra las academias de idiomas. Babel contra la diversidad lingüística. Babel contra la riqueza cultural. ¿Y ahora qué? ¿Cómo se comunicarán los españoles monolingües cuando tengan que viajar a uno de los muchos países en los que no se habla castellano más que para cantar “Despacito”? No olvidemos que, si en este planeta esférico aunque abollado por los polos sobreviven como pueden 7.500 millones de personas y solamente hablan castellano unos 400 millones, hay 7.100 millones de seres antropomórficos con la capacidad cognitiva suficiente para saber hablar que, con suerte, estarán capacitados para decir: Despacito. Quiero respirar tu cuello despacito. Deja que te diga cosas al oído para que te acuerdes si no estás conmigo. Pero para el resto de conversaciones se quedarán con la misma cara de sorpresa que Froilán cuando entró por primera vez en una biblioteca y se dio cuenta de que no había DJ.

¡Ay, la Biblia! ¡Cuántas injusticias se han producido en la Historia por interpretar mal textos como la Biblia, el Corán o la Torá! ¡Cuántas guerras religiosas se podrían haber evitado si todo hubiese sido más sencillo de entender, si todo se basara en un “haz el amor, no la guerra, deja en paz a la peña, que cada uno crea lo que quiera, no te pongas así que son cuatro días, déjame vivir, colgao”. Llámame hereje, blasfemo y envíame al infierno pero no concibo que nadie, con la coartada de la religión como bandera, crea que tiene derecho a invadir espacios privados ajenos diciéndole qué sexualidad debe disfrutar, los sacrificios que debe hacer, las decisiones que sobre su vida o sobre su muerte debe tomar y si debe acarrear el pecado original como quien se compra un ordenador sin garantía, ni posibilidad de devolución. Y ahora, al parecer, el Antiguo Testamento (o, al menos, la interpretación que reconocidos catalanófobos como tú realizan) nos dice que el mundo debe ser monolingüe, porque eso de que existan el inglés, el francés o el alemán es un lío que sólo beneficia al lobby de las academias de idiomas o a los nacionalistas malos, malotes. Además, uy lo que molestan las lenguas locales, residuales, anecdóticas y tocapomelos como el catalán cuyo principio fundacional consiste en joderle la vida a los pobres castellanohablantes que se ganaron el derecho a hablar en la lengua de Lope de Vega gracias a su política de expansión multinacional por el sur de América y a la apertura de academias con tarifa plana que realizó Felipe V en Catalunya, viva España y Tabarnia ya de paso.

La Biblia. Nos indignamos con la sentencia de la Manada pero como los jueces te hagan caso en la tarea de utilizar leyendas escritas hace miles de años para justificar acciones presentes, lo tenemos muy mal. Observa lo que dice la Biblia. Deuteronomio 22:23, 24 “Si una muchacha virgen está prometida a un hombre y otro se la encuentra en la ciudad y se acuesta con ella, entonces los sacaréis a ambos a la puerta de la ciudad y los apedrearéis hasta que mueran: la joven porque no pidió ayuda, y el hombre porque deshonró a la mujer de su prójimo”. Toma ya. ¿Que te violan y te pillan sin batería en el móvil? Pues nada: matamos al violador y también a la chica por no haber avisado.

Más pasajes chungos de la Biblia: Éxodo 21: 20. “Si un hombre hiere a su esclavo o a su esclava con un palo y los mata, será reo de crimen. Pero si sobreviven uno o dos días no se le culpará porque le pertenecían”. Traduzco: asegúrate de no golpear demasiado bien a tus esclavos, hostias las justas, que al menos agonicen durante dos días.

Y ahora un trozo de la Biblia escrito por Tarantino: Levítico 21:18. “Ningún varón que tenga un defecto presentará las ofrendas, ya sea ciego o cojo, desfigurado o desproporcionado, enano o bisojo, sarnoso o tiñoso, o jorobado, o con un pie o una mano quebrados o con los testículos aplastados”. Yo lo que creo es que si eres ciego, cojo, desfigurado, desproporcionado, enano, bisojo, sarnoso, tiñoso, jorobado, con un pie o una mano quebrados y con los testículos aplastados, lo que menos ganas tienes ganas de hacer es presentar ofrendas. En ese caso estarás en tu casa intentando llevar como puedas el dolor de unos testículos aplastados o el picor de la sarna con la desventaja además de tener las manos rotas.

En resumen, obstinado, o no, deja que la gente hable los idiomas que quiera porque no hay actividad más relajante que mover la lengua.

nou final

Pots seguir el BLOG SOCIETAT ANÒNIMA a:

logotw Twitter

@blogsocietat 

Unknown

Facebook

youtube

YouTube

1024px-Instagram_logo_2016

Instagram

Anuncis