D’Artacán, D’Artacán, persigue a los lazos

Dartacan

Estimado, o no, D’Artacán, D’Artacán, corriendo gran peligro; D’Artacán, D’Artacán, persiguen al malvado:

La Hipoxia cerebral se produce cuando llega un reducido suministro de oxígeno al cerebro. Puede ser porque haya poco oxígeno en el ambiente (por ejemplo, en una habitación de adolescentes con calcetines de hace tres semanas tirados por el suelo y la ventana cerrada para que no se escape el aroma intenso) o por haber dedicado demasiado tiempo a expulsar el aire de los pulmones que ya se han quedado más vacíos que el contenido de los másters de Pablo Casado. Digo esto porque he intentado leer tu tuit en voz alta y he entrado en la fase rostro azul a lo pitufo adicto al crack.

Comas. Maravillosas. Pequeñitas pero necesarias. Juguetonas, si quieres, pero muy cómodas para evitar Hipoxias. Si colocas unas comas en tu texto, podrás separar ideas y proporcionar un descanso al lector. Y es que no es lo mismo decir “he visto a un español gilipollas” que “he visto a un español, gilipollas”. Después de una sesión de vídeos de Álvaro Ojeda puede parecer lo mismo pero no lo es.

Una vez cumplida con una de las funciones sociales que tiene este blog, como es la de amar la comunicación escrita, comparto contigo mis inquietudes (llámalas inquietudes, disquisiciones que no llevan a parte alguna o, simplemente, Àlex está de vacaciones y se ha visto sorprendido por tu tuit mientras piensa que alguien se ha dejado la puerta del infierno abierta. ¡¡¡¡Qué calor!!!!).

No sé si has estado en Catalunya últimamente o si disfrutas del mismo contacto con nuestra tierra que el que tienes con la gramática castellana, pero no hay montañas de plásticos. Está Montserrat, el Pedraforca, la nariz de Albiol, pero no hay montañas de plástico. ¿Te has quedado más tranquilo? ¿Empieza a llegar sangre al cerebro? Inspira. Espira. Inspira. Espira. Visca la república catalana! Ahora, transpira.

De todas maneras, admiro vuestra conciencia ecologista. Y es que resulta muy curioso este giro sorprendente que ha dado la españolada en favor de políticas ecologistas. Después de haber visto a Albert Rivera haciendo suyas las reivindicaciones del feminismo y del colectivo LGTBI, lo suyo es verlo encima de una lancha de Greenpeace. Me imagino la preciosa estampa de Mister Ibex 35 gritando a las ballenas: “yo no veo ballenas belugas o boreales, yo no veo ballenas jorobadas o azules. Yo veo ballenas ESPAÑOLAS”. 

De todas maneras, déjame que te diga que los independentistas no inventamos el plástico. Lo siento. Quizás inventamos la necesidad de apuntarse en una web para ir a una mani o el concepto “jugada mestra” para decir “esto huele mal, espero que no metan la pata”. Pero no inventamos el plástico. Podemos estar de acuerdo en que el exceso de plástico es un problema ecológico muy importante. Pero no inventamos el plástico. Lo que creo que os sucede es que lo que realmente os fastidia son los lazos amarillos y, si fueran de luz, os volveríais fotosensibles; si tuvieran gluten, reclamaríais los derechos de los celíacos y si estuvieran fabricados con polvos de hada, montaríais un GDR contra Campanilla, Silvermist, Iridesa, Fawn, Rosetta y Vidia.

En fin, D’Artacán, me resulta difícil aceptar que uno de los héroes de mi infancia necesite hacer un máster en el uso de las comas. Te aconsejo, eso sí, que no sea en la Universidad Juan Carlos I. Saludos a los mosqueperros.

Ah, antes de que me olvide: si en vez de dedicar vuestras noches a la paz interior, la reflexión y el crecimiento personal, lo dedicáis a quitar lazos amarillos como proyecto vital en plan salvador de la patria con cutter, no olvidéis que tenéis un amigo a vuestra disposición. Os paso la foto de perfil de su Facebook por si queréis crear sinergias (lo sé… lo sé… es de plástico y amarillo pero el chaval es muy majo):

contenedor_amarillo

nou final

Pots seguir el BLOG SOCIETAT ANÒNIMA a:

logotw Twitter

@blogsocietat 

Unknown

Facebook

youtube

YouTube

1024px-Instagram_logo_2016

Instagram

Anuncis