Inescrotables

inescrotables

Estimado, o no:

Si no te parece mal, no entraré en el debate ciencia versus religión. Entre otras cosas porque no soy científico y porque sé que iré al infierno de cabeza. En todo caso, me remito a una de las frases más divertidas de Woody Allen, que ya he mencionado anteriormente: “prefiero el aire acondicionado al Papa”. Aunque este Papa me cae bien, el aire acondicionado es mi segundo invento favorito. El primero es el mando a distancia del aire acondicionado, obviamente.

Lo que sí voy a analizar es tu frase: “los caminos del señor son inescrotables (sic)”. Entiendo que hay cosas inescrutables, es decir, que no se pueden saber, ni averiguar: por qué los de Tabarnia os gastáis 25 euros en un DNI tabarnés si con 11 euros tenéis uno español, a qué dedica el rey emérito su tiempo libre (bueno… alguna pista se vislumbra) y las letras de Duncan Dhu: has podido ver dónde morirán los oscuros sueños que cada día vienen y van..soy el dueño del viento y el mar. Al pasar el tiempo despertarás y descubrirás cientos de rosas a tu alrededor. Hoy la luna y mañana el sol. Como adivinanza no está mal pero aún está mejor como discurso de Soraya Sáenz de Santamaría después de una cena muy líquida.

Inescrotable, es decir, que no se puede escrotar. A partir de aquí se abren muchas posibilidades. Por ejemplo, ¿te refieres a que no se puede restregar con el escroto? Supongo que estaríamos hablando de la Nocilla. A no ser que quieras que tus testículos parezcan huevos Kinder. También es posible que los caminos a los que te refieres no se puedan recorrer con el escroto. En ese caso, te doy la razón. Cualquier tipo de senderismo realizado a partir de la capacidad locomotriz del escroto es una misión complicada. De hecho, creo que en el Decathlon aún no venden hueveras Quechua y animarse a subir Montserrat intentando que el testículo izquierdo se sincronice con el derecho, evitando las piedras más puntiagudas, sólo cabe en una película de Tarantino: Pulp Friction.

Inescrotables también podría referirse a que en este caso los caminos no se pueden recorrer “por cojones”. Ya sabemos que en la Constitución de la monarquía imaginaria de Tabarnia el artículo uno habla de la indisolubilidad del escroto tabarnés. Y yo lo entiendo. No hay experiencia más traumática que comprobar cómo tu escroto se va disolviendo poco a poco en la nada, y más teniendo en cuenta que las bolsas de plástico del supermercado se deben pagar. Si es que estamos mal diseñados. Sé que los testículos deben permanecer fuera del cuerpo para mejorar su refrigeración pero… no sé… el Señor del que hablas se lo podía haber currado un poco más. Eso de hacer el mundo en siete días, tiene sus consecuencias. La prueba es la estupidez humana que, ésta sí, es inescrutable.

nou final

Pots seguir el BLOG SOCIETAT ANÒNIMA a:

logotw Twitter

@blogsocietat 

Unknown

Facebook

youtube

YouTube

1024px-Instagram_logo_2016

Instagram

Anuncis