Pablo me ha cansado

casado

Estimado, o no:

Los homininos no tienen nada que ver con los Minions sino que son los primeros homínidos bípedos y el bipedismo no es la capacidad de tirarse ventosidades a pares sino que hace referencia a esa extraña manía que tenemos por ejemplo los humanos de caminar sobre las dos extremidades inferiores. Aunque con los patines, monopatines, patinetes, patinetes eléctricos, hooverboards, segways y bicicletas parece que se nos haya olvidado. Pues bien, los primeros homininos de los que se tienen indicios no nacieron en Albacete, en Palencia o en Segovia sino que decidieron pasearse por África. Y es que los primeros homínidos de los que se tiene la seguridad de que fueron completamente bípedos son los miembros del género Australopithecus, que no tenían la fea costumbre de quitar lazos amarillos, sino que se dedicaron a realizar actividades más beneficiosas para la futura Humanidad como caminar por el continente africano. Caminar. Una actividad saludable que además permite explorar territorios.

Pues bien, nuestros antecesores se fueron viniendo arriba con el paso del tiempo y decidieron empezar a hacer Erasmus prehistóricos. El Homo ergaster fue el primero en abandonar África. Y lo hizo por voluntad propia, no como esos africanos a los que el colonialismo violentó para convertirlos en esclavos. El Homo ergaster decidió que el continente africano se le quedaba pequeño, cargó las baterías de su móvil, le dejó la pecera a su vecino de cueva, cerró el gas y la luz y se piró a ver mundo. A partir de esta primera migración humana ya se diferenció entre dos linajes descendientes del Homo ergaster: el Homo erectus en el Extremo Oriente (Java, China) y el Homo antecessor en Europa (España e Italia). De eso hace 1,6 millones de años y nos quieres convencer a todos de que hasta 1492 nuestros antepasados no habían descubierto nuevos territorios porque ya se sabe que “la Hispanidad, junto al imperio romano es la etapa más brillante del hombre” y “qué otro país puede decir que ha descubierto un mundo nuevo”. Todos preocupados por tus másters pero… ¿y la ESO?

Es preocupante. Es preocupante, por ejemplo, que se siga hablando del descubrimiento de América. Parece correcto hablar de descubrir territorios cuando allí no hay nadie pero cuando uno llega a un continente en el que hay civilizaciones como los aztecas, los mayas o los incas, no es un descubrimiento, sino un encuentro. En este caso hablamos del encuentro entre la cultura europea y las culturas que habitaban el continente americano. Lo demás, es supremacismo.

Es preocupante también el nulo análisis crítico que se hace de la colonización de América. Oyes hablar a algunos españoles y mucho españoles y puede dar la impresión de que la Corona de Castilla fue poco menos que una ONG que se dedicó a españolizar América cantando el cancionero de Juan de la Encina con coronas de flores en la cabeza, en plan Kumbayá, y dando abrazos gratis a todos los indígenas a cambio de una sonrisa. El nacionalismo español ha idealizado tanto el 12 de octubre de 1492, y todo lo que vino después, que lo siguiente será que José Luis Garci ruede “La, la, land” con los Reyes Católicos.

Aterricemos un poco en la realidad. La historia de Europa está basada en sexo dinástico y en violencia. Y en ocasiones en sexo violento porque, viendo los caretos que gastaban los Austrias (especialmente Carlos II), no me imagino otra definición de sexo más violenta que ese tío en pelotas. Pues eso, Pablo, entre los homininos y 1492 pasaron muchas cosas. Dicen que hasta llegó el Mesías y resucitó. Proeza que no sé si lograron las amantes de Carlos II.

carlos-ii-hasburgo-c_0

Pots seguir el BLOG SOCIETAT ANÒNIMA a:

1024px-Instagram_logo_2016 Instagram

logotw Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

youtube

YouTube

Anuncis