Blanqueamiento de terroristas

francotirador

Estimado, o no, El Confidencial:

Al parecer, se ha puesto de moda en algunas clínicas de estética el llamado blanqueamiento anal. Según asegura una de ellas: “el blanqueamiento anal es un procedimiento médico estético que consiste en aclarar la parte de la piel que afecta a la zona anal. Generalmente se utiliza la tecnología láser para conseguir el blanqueamiento y el tratamiento puede realizarse en diferentes sesiones, dependiendo del grado de pigmentación de la piel”. Es decir, según el grado de oscuridad de tu ano, necesitarás más tiempo para blanquearlo. Es como el dinero. Si quieres blanquear 1000 euros que has ganado en el póquer, te los gastas en comprar banderas españolas que venderás en Wallapop y nadie sospechará. Y si las pones en el balcón, serás objeto de admiración por parte de Albert Rivera y Susanna Griso te hará una entrevista. Además, si te sobra algo de dinero para blanquearte el ano, podrás colgar una foto en el Instagram y presumir de tener el mejor esfínter albino del barrio. El problema sucede cuando quieres blanquear mucho dinero o, peor aún, a un terrorista.

Que un hombre sea experto en armas de fuego, tenga un arsenal en casa y verbalice un magnicidio no creo que lo sitúe en la categoría de “buenas personas”. Y es que suelo desconfiar de los que coleccionan vello púbico, autógrafos de Bertín Osborne o armas de fuego. No sé… llamadme raro, pero que un tipo se rodee de semejante arsenal me causa cierto rechazo.

Siempre me han hecho gracia las declaraciones de los vecinos de un terrorista cuando descubren que a su lado vivía poco menos que un monstruo. “Parecía buena persona”, dicen algunos. ¿Qué esperabas? ¿Que se pusiera un pasamontañas y en el ascensor llevara la basura en una mano y un Kalashnikov en la otra?

  • Hola.

  • Buenos días.

  • Parece que ha refrescado, ¿no?

  • Uy, sí. Suerte que mi AK-47 enseguida se calienta.

Tras vuestros intentos de blanquear a un tipo que colecciona armas y que pide apoyo logístico para acabar con la vida de un presidente de gobierno, los lectores pueden sentir indignación, rabia, estupefacción o, en el peor de los casos, comprensión (y ése es el problema). Porque, ¿qué magnitud debe tener un arsenal para que empecéis a considerar a un tipo como terrorista? ¿Debe tener aparcado al lado de su coche un tanque AMX-30EM2? ¿Debe pasar de los problemas de Vueling y viajar en su Lockheed Martin F-16 Fighting Falcon que robó cuando parecía tan buena persona? Quizás para vosotros sea más fácil cuando el detenido sea independentista. Entonces, los silbatos, las caretas de Puigdemont, los polvos de colores o el hecho de levantar las barreras de los peajes sean infinitamente más peligrosos que unas armas de fuego. Y así estamos: explicando relatos según nos conviene. Ya sé que todo lo que empiece por Franco os pone bastante pero que el periodismo blanquee a un francotirador no parece especialmente ético. Como tampoco parece estético blanquear un ano. A mí me sigue gustando más el Donut tradicional, el de toda la vida.

Pots seguir el BLOG SOCIETAT ANÒNIMA a:

1024px-Instagram_logo_2016 Instagram

logotw Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

youtube

YouTube