Celtas cortos

malasombra.jpg

Estimado, o no:

Si bien es cierto que una fotografía puede explicar una historia, también es cierto que no es toda la historia. Lo mismo sucede con las películas. Todas las películas nos explican historias pero en esos relatos no vemos todos los hechos, no seguimos a los personajes en tiempo real, hay elipsis, espacios que debe completar la mente del espectador. Dijo Abbas Kiarostami que las películas son como crucigramas, con espacios en blanco que debe rellenar el público. Y es que una cosa es el tiempo narrativo y otra, muy diferente, el tiempo de proyección de una película. Lo mismo sucede con la Historia, en mayúscula. Uno no debe tener la tentación de realizar una fotografía de un momento concreto de la Historia y creer que esa imagen corresponde a cientos de años de paz, de guerra, de invasiones, de victorias o derrotas, de uniones dinásticas o de ridículos en Eurovisión. ¿Ay, quién maneja mi barca que a la deriva me lleva?

Un historiador analiza causas y efectos, contextos, relaciona leyes, situaciones, cambios demográficos, influencias exteriores y, si no tiene ni pajolera idea de nada, reivindica Tabarnia. Decir que los catalanes tenemos la tez oscura porque Catalunya recibió la influencia fenicia es como si alguien te llamara guarro por esa foto que tienes con los pañales llenos de nicotina (eufemismo). Por cierto, los fenicios procedían de lo que ahora es Siria, el Libano y el norte de Israel. Ni siquiera King África procede de África, sino que es argentino. ¡¡¡Boooooooombaaaaa!!!

Lo cierto es que por Catalunya ha pasado y sigue pasando todo el mundo. Griegos, romanos, fenicios, cartagineses, visigodos, musulmanes, los francos, los franquistas, Pablo Llarena… Los catalanes, al parecer, molamos mucho. La gente tiene como cierto apego por invadirnos. Uno tiene la sensación de estar siempre en medio de algo. De alguna manera, envidio la capacidad de algunos españoles de obviar los ochocientos años de Al-Ándalus. Tú, por ejemplo, debes tener en tu ADN rastros de todas las civilizaciones que han pasado por la península ibérica y tu rinconcito africano está latente en tu genética. En cambio, pareces sentirte solamente celta. ¡Qué suerte tener esa capacidad para borrar todo rastro del resto de influencias de tus antecesores y decidir que sólo te identificas con una de ellas! Lo que sucede es que si los catalanes lo intentásemos hacer con la influencia española, Arrimadas se pondría roja de furia y nos llamaría supremacistas. En todo caso, ya que reivindicas tu origen celta, déjame que te imagine como el tipo de la cajetilla de tabaco: casco de cuernos, barba larga y la sensación de que no te has duchado desde que se dejaron de vender los Celtas Cortos. Por cierto, supongo que el adjetivo se refiere a la longitud de los cigarrillos y no a un estado mental.

5d568b0420c6c8df60d181780b530562

Pots seguir el BLOG SOCIETAT ANÒNIMA a:

1024px-Instagram_logo_2016 Instagram

logotw Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

youtube

YouTube

Anuncis