¿Estamos tontos o qué nos pasa? #Homofobia

homofobia

Estimado, o no, autor del tebeo GayKK:

No soy científico forense pero he visto varias temporadas de CSI Las Vegas, todos los capítulos de CSI NY y la maravillosa serie de Manuel Huerga, Nit i Dia. Por eso me veo en la obligación de aficionado a estas series, de hacerte constar varias debilidades en tu trama homófoba. En la isla 1 vemos a cuatro alegres niños y en la isla 2 a cuatro alegres niñas. Otro día hablaremos de qué tipo de alegría puede tener un niño o una niña en una isla sin poder mirar el Tik Tok con el móvil de sus padres. Pero ésa no es la mayor debilidad de tu historia. Pongamos como ejemplo la isla 1. De acuerdo, los niños van creciendo y, como tarde o temprano sentirán la llamada de la selva, acabarán teniendo relaciones sexuales entre ellos. Muy bien. Ojalá se lo pasen muy bien, porque de eso se trata. Morirá el primero (espero que de anciano). Los tres restantes le llorarán, le enterrarán y le pondrán una cruz. Morirá el segundo. Los dos restantes le llorarán, le enterrarán y le pondrán una cruz. Morirá el tercero. El anciano restante le llorará, le enterrará y le pondrá una cruz. Morirá el cuarto. Nadie le llorará, nadie le enterrará y nadie le pondrá una cruz. Por eso, Shakespeare de las tramas complejas, Molière de la fina ironía, Cervantes de pluma ágil e imaginativa: ¿SE PUEDE SABER QUIÉN HA ENTERRADO Y QUIÉN LA HA PUESTO UNA CRUZ AL ÚLTIMO NIÑO? ¿ESTAMOS TONTOS O QUÉ NOS PASA? Disculpa, me he indignado. Yo es que espero que al menos las tramas tontorronas tengan un mínimo de consistencia. Ya tuve que soportar en su momento que Espinete fuese en pelotas todo el día y se pusiera un pijama para ir a dormir.

Vayamos ahora a la isla 3, que según tú debe ser la Arcadia del sexo “comme il faut”. Tenemos a dos niños y dos niñas… que tampoco podrán mirar el Tik Tok en el móvil de sus padres pero que sabrán en poco tiempo lo que es la brecha salarial y el techo de cristal. Los niños y las niñas crecen. Ya son adolescentes. Y sienten cosas. Y hacen cosas. Y se pelean. Y se reconcilian. Y descubren que esos son los mejores polvos. Y las niñas se quedan embarazadas. Y Caprabo les regala una cesta que les llega por un dron (permíteme una licencia narrativa). Y sus hijos tienen hijos. Y estos a su vez, tienen hijos. Y en cien años hay doce personas nacidas con un equipaje genético parecido. Pues bien, a eso se le llama endogamia. Y la endogamia genera homocigosis, que aumenta la posibilidad de deterioro genético, que conduce a una disminución de la aptitud de la población produciéndose lo que se llama depresión endogámica. Y ya sabemos que cuando juntas la palabra depresión con cualquier otra palabra, el resultado no puede ser bueno (excepto si es una depresión madridista por no ganar ningún título). En resumen, para evitar la homosexualidad, has generado homocigosis y te has cargado el pacto ficcional con inconsistencias narrativas. Bravo.

Fes un click a sota per seguir-me a:

1024px-Instagram_logo_2016 Instagram

logotw Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

youtube

YouTube

Anuncis