Personas cursiva

enrique

Estimado, o no:

No acabo de entender que sea noticia que hayas visto a dos desviados paseando a un niño negro. Quien más quien menos tiene problemas de espalda. Yo mismo, cuando me levanto, soy una letra cursiva. Me suelo desviar hacia la izquierda cuando camino hasta el lavabo. Después recupero la verticalidad al mirarme en el espejo y descubrir que afortunadamente no soy Abascal. De hecho, ideológicamente también me desvío hacia la izquierda. ¿Tú hacia dónde cargas? Ups, eso se refiere al paquete, ¿no? Quería decir que si también tienes problemas de espalda. Piensa que el dolor de espalda es el más común entre todos los españoles. Y es que el 34 por ciento de los españoles reconoce experimentar a diario algún tipo de dolor de espalda, mientras que el 29 por ciento afirma sufrirlo semanalmente, según se desprende del Barómetro del Dolor. ¿Las causas? Yo tuve un jefe que decía que en esta vida debes aprender a inclinarte un poco sin llegar a romperte. De alguna manera como sucede con las flores, ¿sabes? Se inclinan dependiendo de la dirección del viento que sopla pero, si te pasas con ellas, se pueden llegar a quebrar. Algunos capullos, eso sí, jamás se quiebran. Efectos de la fachasíntesis.

Quizás es que lo españoles se inclinan demasiado y, al final, la espalda lo acaba pagando. Deberían caminar más rectos, que los extranjeros vieran que los españoles miran hacia delante y no hacia el pasado. Y es que si miras hacia atrás y además te inclinas cual súbdito de un reino dispuesto a todo por una bandera, o acabas con dolor de espalda y de cervicales, o eres la niña de El Exorcista bajando las escaleras en modo “¿has visto lo que ha hecho la guarra de tu hija y todo por votar a VOX?”.

No es bueno inclinarse. No es bueno inclinarse en favor de la homofobia o del racismo. No es bueno creer que eres mejor que alguien. No es bueno pensar que eres mejor que Federico García Lorca, Oscar Wilde, Lord Byron, Truman Capote, Andy Warhol o Elton John. Tampoco es bueno creer que eres mejor que Martin Luther King, Rosa Parks, Maya Angelou, Toni Morrison, Trevor Noah o Denzel Washington. No es bueno para ti y no es bueno para la sociedad. Es bueno respetar, admirar y confiar en otras personas, independientemente de su orientación sexual o color de piel. Y es bueno que a uno solo le duela la espalda por culpa de la edad y no por mirar baldosas todo el día porque el mundo no te gusta, o mejor dicho, porque no gustas al mundo.

Fes un click a sota per seguir-me a:

1024px-Instagram_logo_2016 Instagram

logotw Twitter @blogsocietat 

Unknown Facebook

youtube

YouTube

poster

Anuncis