Al Kant, Kant, y al vino, vino

diego

Estimado, o no:

Hay tres tipos de juicios: los juicios a priori son aquellos que no tienen su fundamento en la experiencia sino en el ejercicio de la razón pura (al Kant, Kant, y al vino, vino); los juicios a posteriori se verifican recurriendo a la experiencia, son juicios empíricos, se refieren a hechos; y los juicios farsa se desarrollan contra líderes independentistas para construir mentiras con aspecto de verdad.

Si afirmas que los nacionalistas catalanes y vascos se enfadan cuando ven que los niños hablan en castellano en los patios de los colegios, estás realizando un juicio. Si se trata de un juicio apriorístico, es muy posible que ni siquiera sea un juicio, sino más bien un prejuicio. Te han hinchado tanto la cabeza con eso de que los colegios catalanes son el mundo al revés de Stranger things que es posible que te lo hayas creído. Ahora ves al Demogorgon con lazo amarillo y acento de La Bisbal d’Empordà.

Si, en cambio, es un juicio a posteriori, se abre un mundo de posibilidades. Por ejemplo, eres un niño de primaria que ha observado cómo un grupo de padres murmura cuando ve a dos niños hablando en castellano en el patio de un colegio. Si es así, Twitter debería cerrarte la cuenta porque los menores de trece años no pueden acceder a esta red social. Además, confundes a los adultos con niños de sexto de primaria que tienen una ligera sombra de bigote. Otra posibilidad es que seas un profesor y hayas observado cómo un grupo de padres murmura cuando ve a dos niños hablando en castellano en el patio de un colegio. En este caso, consumes demasiados psicotrópicos que te hacen confundir los árboles del patio con adultos en modo murmullo. Y es que, en los patios de los colegios, los únicos adultos que hay son los profesores. Y te aseguro que los profesores (excepto casos de profesores imbéciles, que también los hay) somos el último reducto de tolerancia que queda en esta sociedad narcisista, generadora de conflictos, cuñadil y trastornada, más preocupada por el culo de la Pantoja, que por crecer con dignidad.

La última posibilidad que se me ocurre para que tu juicio está basado en la experiencia es que seas la primera papelera de patio de colegio que tuitea para salvar España de los adultos que se cuelan en los patios de los colegios catalanes para observar la lengua en la que habla Mohamed con su amigo Tafari, que le está diciendo que tiene una pelota y que quiere que Camila, cuyos padres vinieron de Argentina un año antes de nacer ella, haga de portera. Sin embargo, Berenguer, que es un niño que juega muy bien por la banda izquierda porque es zurdo, no quiere que Camila juegue de portera, ya que en la clase de castellano le ha quitado la goma y se la ha dado a Huan yue. Al final, Mohamed, Tafari, Camila, Berenguer, Jordi, Pablo y Shaiming, juntarán el papel de aluminio de sus bocadillos para jugar a fútbol y olvidar, aunque sólo sea por un momento, que los adultos no solo nos comportamos como tontos, sino que además lo verbalizamos en las redes sociales.

Fes un click a sota per seguir-me a:

1024px-Instagram_logo_2016 Instagram

https://www.instagram.com/ribes.a/

logotw Twitter

 https://twitter.com/blogsocietat

UnknownFacebook 

https://www.facebook.com/blogsocietat/

youtube

https://www.youtube.com/user/ipsics4

Compra el meu llibre:

poster

Anuncis