Cerdos enamorados

fermin

Estimado, o no:

Yo diría que a un cerdo sólo le llega San Valentín si está enamorado. Normalmente, lo que le llega es San Martín, que es cuando en muchas localidades se celebra la matanza del cerdo (tradición que no estaría nada mal que se sustituyera por la matanza de la lechuga o la incineración a la brasa de pimientos). De todas maneras no voy a discutir tu teoría. Los cerdos también se deben enamorar a su manera, como nosotros nos enamoramos de sus jamones. Ya sé que quizás nuestro amor les resulte un tanto peligroso y que no deben sentirse muy cómodos con nuestras miradas lascivas. Pero no hay que descartar la existencia de cerdos enamorados.

No hay muchas canciones de amor que hablen de cerdos. Recuerdo Pigs de Pink Floyd pero no se trata precisamente de una canción de amor: “mancha de cerdo en tu barbilla gorda. ¿Qué esperas encontrar abajo en la mina de cerdos?”. Se han hecho películas sobre cerdos como “Babe, el cerdito valiente” pero jamás se les ha visto con un prisma romántico. Al contrario. A determinados seres humanos se les relaciona metafóricamente con los cerdos. Supongo que se debe a que sus hábitos higiénicos distan mucho de los estándares humanos (aunque quizás estos días de calor y sudor convierten las pocilgas en un referente maravilloso en comparación al metro). Pobres cerdos. Cerdos y nazis conviven juntos en el imaginario colectivo de lo que es socialmente rechazado (menos por los cerdos y los nazis, lógicamente). Cuando alguien se comporta mal, no se dice de él que sea un ornitorrinco, un hipopótamo, una ardilla o una hormiga. Se le llama cerdo. Qué injusticia.

Pues estoy por aceptar tu teoría y que San Valentín se convierta en el día de los cerdos enamorados. Ojalá el señor Corte Inglés acepte la propuesta y sustituya los corazones cursis por imágenes de gorrinos en pleno éxtasis romántico. Ojalá Álex Ubago dedique una canción a algún puerco triste que haya sido abandonado por una cerda (¿dónde está Álex Ubago, por cierto?). Ojalá Ana Rosa Quintana entreviste a un cerdo poeta que escriba los versos más maravillosos sobre el amor gorrino.

Decidido, que a cada cerdo le llegue su San Valentín para que ya nunca más insultemos a una persona equiparándola a este bello animal de hocico gracioso y culito jamonero.

Fes un click a sota per seguir-me a:

1024px-Instagram_logo_2016 Instagram

https://www.instagram.com/ribes.a/

logotw Twitter

 https://twitter.com/blogsocietat

UnknownFacebook 

https://www.facebook.com/blogsocietat/

youtube

https://www.youtube.com/user/ipsics4

Compra el meu llibre:

poster

Anuncis