Desde que el mundo es mundo

alfonso

Estimado, o no:

Admiro a las personas que realizan grandes descubrimientos: Madame Curie, Newton, Pasteur, Albert Rivera cuando se descubrió el ombligo, Malú cuando descubrió el ombligo de Albert Rivera, el ombligo de Albert Rivera cuando descubrió que con él se podía hacer política… Por eso, déjame que te admire un poco. No mucho, porque después te acostumbras. Te admiro porque acabas de descubrir que España y Catalunya existen “desde que el mundo es mundo”. Es decir, ya en el Big bang, hace aproximadamente 13.810 millones de años, había una protoforma con vida que venía a operarse a Barcelona y se quejaba de que los rótulos estaban en catalán. ¡Alucinante! Y no sólo eso: afirmas que desde el Big bang Catalunya roba a España. ¿Y eso lo publicarás en National Geographic o es que quieres ser el desnudo de doble página central en la revista Carajillo’s men?

El universo sigue en expansión. Electrones, positrones, mesones, bariones, neutrinos, fotones pero, sobre todo, cuñados catalanófobos. Si hay algo en expansión son estas últimas partículas. Nos rodean y además reivindican su presencia.

Supongo que, como el universo sigue en expansión y el mundo sigue siendo mundo desde que es mundo, los catalanes continuamos robando a los españoles. Lo que sucede es que a mí no me gusta que me llamen ladrón. Por eso me encantaría saber qué te he robado. ¿La belleza? No te ofendas pero en ese caso habría acudido a George Clooney, Bradley Cooper o Ryan Gosling. Es como si un ladrón de coches se especializase en SIMCA 1000. Quizás fuese el más rápido del sector de ladrones de coches, pero… bueno… ya me entiendes. A lo mejor te he robado la virginidad. Tampoco quiero ofenderte pero no hay nada que me quite más rápido la libido que encontrarme un pelo en un pezón. Y viendo tu foto, seguro que hay más de uno… o dos. No sé… ¿qué más te puedo haber robado? ¿La paciencia? Quizás ahí tienes razón. Creo que conseguiremos la independencia por pesados. Si sólo hablamos de nosotros mismos, somos monotema, quejicas e intentamos caer mal con todas nuestras fuerzas, al final lo conseguiremos. Ya ves dónde nos ha llevado la “revolución de las sonrisas”. Por eso, amiguito que cree que le robamos su belleza, su virginidad o su paciencia, prometo que voy a intentar caer mal. De hecho, visto lo visto, no me va a hacer falta ni intentarlo. No me conoces y ya te caigo mal. Te robo desde que el mundo es mundo. Ya ves. Oye, te dejo, voy a pagar impuestos en una comunidad que aporta casi el 20% de PIB con un 16% de población y tiene un déficit fiscal interregional de 16.000 millones de euros, según el cálculo de flujo monetario. Y después te seguiré robando: tu encanto, tu simpatía natural, tu sex appeal y tu capacidad para decir cosas sin pensar demasiado.

Fes un click a sota per seguir-me a:

1024px-Instagram_logo_2016 Instagram

https://www.instagram.com/ribes.a/

logotw Twitter

 https://twitter.com/blogsocietat

UnknownFacebook 

https://www.facebook.com/blogsocietat/

youtube

https://www.youtube.com/user/ipsics4

Compra el meu llibre:

poster

Anuncis