Efectivamente, no entiendes @ElenaMoren_

ELENA

Estimada, o no:

Leo en tu perfil de Twitter que eres periodista. Yo desde hace treinta años soy profesor. No voy a exponer las razones de una profesión que adoro pero lo cierto es que me gusta enseñar, me encanta depositar conocimientos nuevos en las mentes de los jóvenes y, de alguna manera, acompañarles en su crecimiento. Adoro que aún muchos conserven capacidad para la sorpresa y que tengan curiosidad por el mundo en el que viven. Aprendo mucho de ellos y de ellas. Sé que suena demagógico pero es cierto. Además de ser profesor, escribo este humilde blog. Y escribir me permite saber lo que pienso, me otorga unos minutos de reflexión y además me obliga a poner los pensamientos en palabras. También tengo curiosidad y la curiosidad me ha llevado a darme cuenta de que la realidad es extremadamente compleja y que, aunque nuestra pereza natural nos lleve a negarla y a simplificarla para no perdernos en cierta angustia existencial, no es bueno reducir las cosas a “lo entiendo, genial; no lo entiendo, catetada”. Es algo que distingue a los supremacistas de otro tipo de personas y los monolingües que se niegan a aceptar realidades bilingües tienen mucho de supremacistas.

Has empezado tu tuit diciendo “no entiendo”, lo cual es una interesante muestra de humildad. Sin embargo, después has dado una solución que niega la complejidad que no quieres entender. Una lástima. Lo mismo pensaron algunos coetáneos de Copérnico cuando expuso su teoría heliocéntrica y lo mismo dais la impresión de pensar sobre los que negamos que Madrid sea una especie de centro intelectual del mundo que ha dotado de omnisciencia a sus habitantes.

Te he dicho que soy profesor y como has empezado diciendo “no entiendo” creo que es bueno que mejores tu nivel periodístico entendiendo una realidad que no vives: la del bilingüismo. Éstas son las razones por las que en el AVE Barcelona-Madrid los mensajes de megafonía se realizan en dos lenguas:

  1. En Catalunya las dos lenguas oficiales, de acuerdo a la Constitución y al Estatut de Autonomía, son el catalán y el castellano. Y si el mantra dice que hay que respetar la Constitución y el Estatut, hagámoslo, ¿no?

  2. Muchos viajeros del AVE Barcelona-Madrid tienen como lengua inicial el catalán.

  3. Las lenguas no sólo son un instrumento de comunicación, no solo son el código que permite enviar un mensaje. Las lenguas también están ancladas a la historia, a la cultura, a la idiosincrasia y a la identidad de las personas que habitan en un territorio.

  4. Para que una lengua funcione debe tener un uso público, si no se convierte en un código secreto que se habla en la intimidad. Eso significa que las lenguas, para poder seguir existiendo, necesitan visibilidad. Se deben publicar libros, hacer cine, televisión, teatro o música con ellas, deben contar con presencia en los rótulos del paisaje urbano y deben tener una utilidad social.

  5. Las lenguas constituyen un patrimonio cultural de primer orden. Con las lenguas explicamos el mundo, lo articulamos, lo intentamos entender. Soñamos, recordamos, escribimos, hablamos empleando las lenguas.

  6. Los viajeros catalanohablantes que viajan en el AVE Barcelona-Madrid han pagado un billete. Y tienen derecho a que su lengua, reconocida legalmente, tenga presencia en la megafonía. De esta manera, se normaliza el uso público y se protege un patrimonio cultural importantísimo. Además, se concede una importancia fáctica a dos lenguas y no se niega una realidad: que Catalunya es un espacio bilingüe. Ya sé que en los esquemas mentales simples, es más fácil que habiten realidades simples. Pero la supervivencia de cualquier sociedad no pasa por convertir la realidad en simple, sino en madurar intelectualmente para que la complejidad pueda estar presente en esquemas mentales inclusivos, no supremacistas y que apuesten por el maravilloso patrimonio cultural que otorga la diversidad.

Te lo he intentado explicar lo mejor que he podido. Desde la humildad y el respeto. Ojalá algún día escuches catalán en el AVE y experimentes la curiosidad necesaria para averiguar cómo se vive en el bilingüismo. No sólo en el caso catalán sino en todos los espacios en los que conviven varias lenguas oficiales. Y ojalá te esperes a escuchar la respuesta cuando empieces una frase con un “no entiendo”. Supongo que eso es lo que diferencia el periodismo de la propaganda y a Twitter de un aquelarre. Por cierto, eso de que no hay catalanes que no entienden el castellano, espero que lo mantengáis cuando habláis de la censura del castellano en el sistema educativo catalán. O lo uno, o lo otro. Las dos cosas a la vez no son posibles.

Fes un click a sota per seguir-me a:

1024px-Instagram_logo_2016 Instagram

https://www.instagram.com/ribes.a/

logotw Twitter

 https://twitter.com/blogsocietat

UnknownFacebook 

https://www.facebook.com/blogsocietat/

youtube

https://www.youtube.com/user/ipsics4

Compra el meu llibre:

poster

Anuncis