El sarcasmo es un boomerang

01

Estimada, o no:

Esta carta me hace una especial ilusión porque es el primer culebrón que escribo en mi blog. No creo que lo compre ninguna televisión pero va a ser mi primera experiencia como showrunner. ¡Prepárate, Netflix!

Pongo en antecedentes a los lectores. El 21 de julio una supremacista lingüística escribió el tuit que antecede a esta carta. Formaba parte de un hilo en el que afloraba ese espíritu hispánico-ñordo que tiene la malsana costumbre de menospreciar el catalán. Cuando cumplí cincuenta años (o quizás fue antes) me hice la promesa de que no me iba a callar, de que ya estaba harto de los insultos, del menosprecio, del supremacismo colonial y de pedir perdón por ser catalán. Este blog surgió por otras razones pero hubo un momento en el que se posicionó como un blog que iba a dar respuestas irónicas, humorísticas y lo más sensatas y documentadas posible a diferentes fobias, especialmente a la catalanofobia.

Como habrás podido sospechar, me irritan especialmente aquellas personas que dan lecciones sobre el uso de la lengua cuando son, precisamente, las menos apropiadas. De ahí mi respuesta. Intento no corregir a nadie en Twitter las faltas de ortografía, a no ser que sus mensajes estén aliñados con la intolerancia. Todos cometemos errores. Yo el primero. Además, existen trastornos como la dislexia o la disgrafía y no hay que banalizarlos. ¿Se puede ser disléxico e intolerante? Sí. Por supuesto. ¿Tenemos que disculpar las faltas de ortografía o, en este caso, la incapacidad para puntuar correctamente una frase de alguien que da lecciones sobre cómo escribir? Yo creo que no. Creo que el silencio frente a la intolerancia siempre es una victoria de ésta. Quien calla otorga y no es justo.

Y aquí empieza el culebrón. Me respondes:

02

Cuanto menos comas se pone en Twitter mas te puedes expresar Sr. Letrado de las comas”. 9:21 horas. He pensado que empezaba mal el día y que a ti el café te había sentado como un tiro. En ese momento no he querido ser demasiado cruel. Me he ido por el lado pedagógico para responderte (y eso que tu tuit parecía escrito por Yoda haciendo un cameo en Trainspotting y podía haber sido muy cruel).

06

Después de escribirlo he pensado que estaba mal escrito pero Twitter no permite editar los tuits. Y estaba mal escrito porque no te debería haber llamado ignorante. Te debería haber llamado Sra. Letrada, en justa correspondencia y con la misma dosis de sarcasmo con la que me has tratado. Es cierto que ignoras la importancia de la coma pero la hipérbole a veces es injusta. Después he cambiado de opinión (spoiler). Pues bien, no te ha gustado que el tuit tuviera likes.

04

Me encanta que te cagues en mi vida pero me sigas tratando de usted. Eso sí, me deja más descolocado que a Trump una cena vegetariana. Después has puesto el ventilador y han recibido tu alegría de vivir los inocentes usuarios que han pulsado el corazón de Twitter.

Pero en nuestro culebrón matinal el tuit que más me ha gustado es el siguiente:

05

Y aquí te tengo que dar la razón. Es más importante el cambio climático, la violencia de género, la contaminación, la matanza de focas, el drama de los refugiados, el hambre y la independencia de Catalunya. Lo que sucede es que cuando uno emplea estos temas de un modo demagógico, casi parece mejor ponerse a mirar un geranio durante horas o abrazar un árbol hasta que llegue el cambio de estación.

Por supuesto que puedes escribir como quieras. Puedes escribir con un millón de faltas de ortografía, con una sintaxis de borracho en medio de la fase cantos regionales o con el mismo uso del léxico que tendría un turista anfetamínico perdido en un suburbio de Hong Kong mientras intenta hacerse entender con los nativos. De hecho, puedes comunicarte como los delfines pero, en ese caso, no te quejes si alguien te tira un pescado para que desayunes.

Intento no darle demasiada importancia a las faltas de ortografía o a las limitaciones que tienen algunas personas para comunicarse, tanto por escrito como oralmente. Las circunstancias son muy complejas y me parece muy pedante juzgar a los demás por eso. Especialmente cuando no has pedido consejo. Creo en las inteligencias múltiples. Creo que uno puede ser un bailarín maravilloso y no tener el don de la comunicación, o diseñar muebles increíbles y cometer errores ortográficos. Sin embargo, me parece interesante contar con destrezas en algún lenguaje para poder comunicar a los demás nuestras experiencias. No es obligatorio. En el contrato de la vida no hay ninguna cláusula que nos obligue a cantar bien y bailar mejor; diseñar muebles, edificios o ropa; componer música o escribir bien. Pero en mi modesta opinión, es interesante poder llegar a los demás de alguna forma. Y en esto incluyo el afecto, que es la comunicación más auténtica de todas. Supongo que ambos estaremos de acuerdo en que si alguien nos escribe “Te hamo”, estaremos mucho más próximos a darle un abrazo que una reprimenda lingüístico-pedante. Aunque un diccionario, tampoco va mal.

Me despido. Espero que esto sea el episodio piloto de una serie sin continuidad. Me has acabado diciendo que me metía contigo por ser mujer. En fin… bien pensado quizás te llamas Manolo. Al fin y al cabo, esto es Twitter y no el registro civil. Y no, no me meto contigo por ser mujer. En la anterior entrada al blog recomendaba a un político que se depilara los genitales. Y no me metía con él por ser hombre. La intolerancia no conoce géneros, orientaciones sexuales, edad, origen, ni estudios. Es intolerancia y punto.

Espero que el café que te tomes mañana te siente bien. Pero recuerda no hablar como los delfines o acabarás dándole a una pelotita con la nariz en la piscina de cualquier zoo del mundo.

PD: he difuminado tu nombre en las capturas de pantalla. Pues eso, Sra. Letrada. Para mí el sarcasmo es muy importante. Mi dedo corazón lo sabe muy bien.

Fes un click a sota per seguir-me a:

1024px-Instagram_logo_2016 Instagram

https://www.instagram.com/ribes.a/

logotw Twitter

 https://twitter.com/blogsocietat

UnknownFacebook 

https://www.facebook.com/blogsocietat/

youtube

https://www.youtube.com/user/ipsics4

Compra el meu llibre:

poster

Anuncis