Caso real

caso real

Estimada, o no:

Caso real.

Dos catalanes, padre e hijo, están sentados en la Plaza Mayor de Madrid tomándose un relaxing cup of café con leche. El hijo pregunta al padre:

  • Què és un embarbussament?

  • Un embarbussament? Doncs una frase que fa de mal pronunciar.

  • Com no sé… el rei treballa molt?

  • No, home, no. Com qui roba una arrova de roba no roba l’arrova, que roba la roba.

Un votante de VOX escucha a los catalanes y llama al camarero.

  • Oye, que estos catalufos han dicho no se qué del rey y de robar. ¡Y en catalán!

  • ¿En catalán? ¿Hablan en catalán? ¡Pero si están en España!

El camarero mira a los catalanes con desconfianza y se introduce en el bar. Discretamente coge el teléfono móvil y llama a la policía.

  • Vengan rápido a la Plaza Mayor. Unos catalanes han amenazado con poner una bomba si no les hablamos en catalán.

Después de proporcionar más datos que se inventa y de que la policía realice las últimas comprobaciones, el camarero ordena a su hijo que, sin levantar sospechas, vaya diciendo al resto de clientes que abandonen el bar y que las cuentas ya están pagadas.

Los catalanes han buscado trabalenguas en el móvil y no se dan cuenta de que ya están solos en la terraza.

  • Una gallina tica-xica-mica, cama-curta i ballarica va tenir set polls tics-xics-mics, cama-curts i ballarics, – lee el padre -.

  • Una gallina tica-xica-xic… mica cama-xica… Ai! cama-curta i ballaruca… És molt difícil, -responde el hijo -.

El camarero, nervioso, mira a todos los lados esperando la llegada de la policía. Temblando, se propone cambiar el cenicero en la mesa de los catalanes para poder entender lo que dicen.

  • Pim, pam, sivella de plata, pim, pom, sivella de plom,- dice el padre -.

  • ¡Coño!,- piensa el camarero-. Estos se van a liar a tiros. Cabrones.

La policía aparece por la esquina de la calle Ciudad de Rodrigo, discretamente y sin poner la sirena. Los catalanes están tan enfrascados en su tarea de leer trabalenguas, intentar pronunciarlos y reírse que no se percatan de que la plaza ya ha sido evacuada. Ha llegado también la prensa y Ana Rosa Quintana conecta en directo con los estudios centrales de Tele 5. Se decide cortar la emisión de Sálvame para que la periodista sea la primera que emita la noticia a toda España. Jorge Javier Vázquez se mueve nervioso por todo el plató (más que de costumbre). En El Corte Inglés la gente se apiña en torno a los televisores de la sección de electrodomésticos. El chyron es muy elocuente: “dos catalanes amenazan con inmolarse en la Plaza Mayor de Madrid si no se convoca un referéndum de autodeterminación en menos de 48 horas”.

  • L’Alí Babà va dir: Va, Lilí, du vi. La Lilí li va dur vi bo de debò, -lee el padre en voz alta antes de levantar la mirada y ver que están rodeados por los GEO -.

  • ¿Ha dicho Alá es grande?,- pregunta un policía. ¡No me jodas, Manolo! Que son yihadistas, no catalufos.

¿Te ha gustado la historia, estimada, o no? Inventar es muy fácil. Que resulte creíble ya es otra historia, nunca mejor dicho.  Por cierto, la historia acaba bien: los catalanes pagan la cuenta y se hacen un selfie con el camarero. Diez mil likes en Instagram. 

Fes un click a sota per seguir-me a:

1024px-Instagram_logo_2016 Instagram

https://www.instagram.com/ribes.a/

logotw Twitter

 https://twitter.com/blogsocietat

UnknownFacebook 

https://www.facebook.com/blogsocietat/

youtube

https://www.youtube.com/user/ipsics4

Compra el meu llibre:

poster

Anuncis