Un señor de Murcia con bigote y pelo en el pecho @Lockheed_AC130

tomacat

Estimado, o no:

Te agradezco tu respuesta de tan alto contenido intelectual porque me obliga a documentarme y a aportar argumentos brillantes que por lo menos igualen tu retórica. Me abruma el torrente de ideas que llena tu tuit y no sé realmente por dónde empezar. Ya que la vida de las personas es secuencial y no podemos alimentarla de flashbacks o de flashforwards, empezaré por el principio: “Murcia os folla el culo a todos”. Entiendo que en tu metonimia sodomizante lo que pretendes decir es que Murcia, como comunidad, sobrepasa el potencial de Catalunya en todos los sentidos. Como a mí los intelectuales siempre me generáis admiración por algunos de vuestros discursos crípticos, supongo que no lo has dicho de manera literal. Yo es que si un señor murciano con bigote y pelo en el pecho me tiene que sodomizar, lo mínimo que pido es una cena y un cine… no sé… para romper el hielo por lo menos. A mí eso de que me obligues a ponerme mirando a Cartagena para establecer este tipo de relaciones intercomunitarias, sin pasar antes por un cortejo, me deja mal sabor de boca (quizás cambie esta última frase cuando revise el texto para no llevar a equívocos).

De tu metonimia sodomizante también hay algo que me ha generado dudas. ¿A partir de ahora, el gentilicio de Murcia seguirá siendo murciano, o deberemos hacer una pausa? Ya sabes murci… ano.

Afirmas también que el “pa amb tomacat” lo inventó un murciano. Sin ser un experto en gastronomía, quizás deba darte la razón. Y es que lo que hacemos en Catalunya es el “pa amb tomàquet”. Lo de “tomacat” me suena a nombre de supositorio. Por cierto, Nèstor Luján afirma que la primera referencia escrita de “pa amb tomàquet” data de 1884. Según su teoría se inventó en el mundo rural para ablandar el pan en épocas de excedente de tomates. Y no sólo eso, el gastrónomo Nèstor Luján dejó meridianamente claro que el origen de este plato no tiene absolutamente nada que ver con la inmigración murciana que vino a Barcelona para la Exposición de 1929. Pero si sois más felices pensando que los murcianos inventaron el hecho de poner tomate en el pan, no seré yo quien os quite la ilusión. Bastante tengo con pensar en qué me pongo en mi cita con un señor murciano con bigote y pelo en el pecho que quiere probar mis encantos.

P.D. He leído que la cotorra común, también llamada Catita, es un ave muy cantarín de tamaño medio y plumaje muy vistoso de la familia de las Psitácidas. ¿Para comértelas las cocinas y les pones pa amb tomàquet o te las comes crudas en modo sushi murciano?

Fes un click a sota per seguir-me a:

1024px-Instagram_logo_2016 Instagram

https://www.instagram.com/ribes.a/

logotw Twitter

 https://twitter.com/blogsocietat

UnknownFacebook 

https://www.facebook.com/blogsocietat/

youtube

https://www.youtube.com/user/ipsics4

Compra el meu llibre:

poster