No estoy de oferta en Amazon

amazon

Vamos a ver, cariñín, cielito, patarrufo de mi corazón, a ti te han mentido. Lo siento. Te dijeron que España es el centro del universo y los españoles el lugar en el que se pone la punta del compás… y no es cierto. Te dijeron que los españoles conquistaron el mundo entero… y no es cierto. Y te han dicho que Catalunya es de España… y tampoco es cierto. Yo no te pertenezco. Entre otras cosas porque nadie pertenece a nadie. Si yo te perteneciese, significaría que he dejado de ser una persona para convertirme en un objeto. Y como no soy un paragüero, una lámpara, un cenicero o algo que hayas podido comprar en Amazon, es que sigo siendo un ser humano. Ni mejor, ni peor que tú. Pero sí un ser humano, con mis derechos y mis obligaciones, como tú. Si quieres que yo te dé un servicio deberás pagarme (con un plus que aplico a los colonos). Aún así, seguiré sin pertenecerte. Ni soy tu esclavo, ni ganas. Por eso, borra de tu mente la frase “Cataluña es del Estado español”. No, cariñín, cielito, patarrufo de mi corazón, nadie es de nadie.

En segundo lugar, si un sujeto monolingüe que vive en la monolingüe zona A, se desplaza a vivir y trabajar en la bilingüe zona B o en la monolingüe zona C, que tiene como lengua oficial un idioma que el sujeto monolingüe desconoce, este sujeto deberá ponerse las pilas si quiere ser competitivo en el mercado laboral. ¿Por qué? Porque siempre habrá sujetos bilingües dispuestos a ocupar su puesto de trabajo al estar más cualificados. Lo siento. La vida es dura. En el mercado laboral no hay descuentos para los monolingües, ni tratos de favor a los habitantes de un eximperio, ni alfombras rojas para los que llevan una pulserita con la bandera española.

En un mundo globalizado, uno debe actuar localmente pero pensar globalmente. El sonido de la pandereta quizás resulte relajante a algunos y con una boina calada hasta las orejas quizás se sienta protegido del viento, pero cuando es cuestión de ser competitivo laboralmente, uno debe hacer los deberes. Por eso, tienes dos posibilidades:

  1. Trabajar en un lugar en el que no debas dar servicio en ninguna lengua oficial que no conozcas.

  2. Estudiar la lengua que no conoces para así poder dar servicio a las personas que tengan DERECHO a HABLAR en esa lengua.

Es decir, si quieres desplazarte a Catalunya para trabajar, debes entender el catalán. Te lo pongo en mayúsculas: ENTENDER. Nadie te obliga a hablar en catalán. Puedes hablar en klingon, en el lenguaje de los murciélagos o danzar como la abejas (otra cosa es que encuentres trekkies, que sepas emitir ultrasonidos como los murciélagos o que te arriesgues a un picotazo danzando frente a una abeja por querer mantener una conversación sobre la miel). ¿Y por qué debes entender el catalán? Porque ni un sólo catalán tiene la obligación de cambiar de idioma por razones que sólo el subconsciente de un colono entiende. Pues eso, cariñín, cielito, patarrufo de mi corazón, siempre serás bienvenido, siempre tendrás un lugar en cualquier sociedad si estás dispuesto a adaptarte a sus espacios lingüísticos, a ser respetuoso y a dejar el carnet de colono en casa.

1024px-Instagram_logo_2016 Instagram

https://www.instagram.com/ribes.a/

logotw Twitter

 https://twitter.com/blogsocietat

UnknownFacebook 

https://www.facebook.com/blogsocietat/

youtube

https://www.youtube.com/user/ipsics4

Compra el meu llibre:

poster