La ignorancia es muy atrevida

chungo llerandi

Estimado, o no:

¡Qué bravo el movimiento independentista asturiano! Aplaudiría con las orejas pero hace mucho frío. A pesar de que el PP recogiera 4 millones de firmas entre muy españoles y mucho españoles para impugnar vuestro Estatuto de Autonomía y de que el Tribunal Constitucional recortara varios artículos (con miembros que ya no debían ejercer su cargo porque estaban más caducados que un yoghourt light en la nevera de Trump), no habéis dejado de luchar. ¡Bravo! No os gusta que el Estado español os diga que no sois ni siquiera una nación y no habéis cesado en vuestro empeño de reivindicar vuestra historia y vuestra cultura.

Qué lejano aquél 9 de noviembre en el que por primera vez desafiasteis a la maquinaria represora y pusisteis urnas para gritar con papeletas que erais sujetos políticos y que se os debía preguntar sobre todas las cuestiones que afecten a vuestro futuro. Y qué valiente el PSOE que os gobierna, un partido limpio de corrupción que ha ganado el premio Glassex a la transparencia. Después de que Apple haya inventado el iPad, el iPod y el iMac, ha llegado el PSOE y ha inventado el iGal. Vamos que les da iGal todo lo que les digas sobre su pasado porque no piden perdón ni bajo una pena de tortura consistente en escuchar todas las gracietas de Borrell en una larga sesión de Spotify. Y la de cargos del PSOE que han sido inhabilitados por coger el testigo de las multitudinarias movilizaciones asturianas. Uf… se pueden contar con los dedos de la mano… de un Playmobil manco.

Me emociono también cuando recuerdo aquella cadena humana que hicisteis en Asturias desde Vigadeo hasta casi llegar a Unquera. Más de doscientos kilómetros de personas unidas de las manos para decirle al mundo que querías votar en un referéndum de autodeterminación. Eso fue… en… uf, no lo recuerdo… hace ya tanto tiempo.

Y cada 8 de septiembre, coincidiendo con la festividad de la Virgen de Covadonga, llenáis las calles con millones de asturianos reclamando la independencia. Ya sé que los medios de comunicación españoles os tienen muy invisibilizados y que les preocupa sobre todo que se vean los momentos más conflictivos. Soy consciente de que convierten cualquier anécdota en categoría y de que un ejército de tertulianos os ha llamado nazis, totalitarios, terroristas o egoístas. Sin embargo, ahí estáis movilizados cada año, con vuestra camiseta de colores y después de haberos apuntado en una web para distribuir los tramos de la manifestación, no vaya a ser que estéis mal organizados.

Pero el punto álgido del ejemplar movimiento independentista asturiano fue aquél 1 de octubre. Engañasteis al CNI, a la policía y a la guardia civil y llenasteis los colegios electorales de urnas para poder opinar, para que tanto los partidarios de la independencia, como los detractores, pudieran sentir que construyen el país, que la democracia no sólo se vota cada cuatro años, sino que la soberanía está siempre, cada día, a todas horas, en manos del pueblo. Lo sé… cosas de la Ilustración, de la Revolución francesa y de los padres fundadores de la Constitución americana. Nada… cuatro bobos que no saben nada de democracia porque quienes saben mucho son los que redactaron la Constitución española, libro escrito en piedra para que las generaciones del siglo XXXXI puedan seguir utilizando sus preceptos y puedan seguir diciendo “mira tu DNI”. Bueno… el chip que te han instalado en el cerebro, que controla tus movimientos, tus cuentas corrientes, la lengua que hablas, si te manifiestas en la calle, si te reúnes en la clandestinidad y si escribes chistes sobre Carrero Blanco. ¡Ay, el futuro! ¡Qué divertido será!

Y ahora, vuestros líderes están en el exilio o en la cárcel. Pero ahí seguís movilizados, cortando el aeropuerto, la frontera (capta la ironía, por favor), la N-634 a su paso por Oviedo… Y lo hacéis gracias a una App a la que se accede con un código QR. La organización del Tsunami Asturiano es un ejemplo para otros movimientos civiles pero eso no nos lo dirán a los catalanes porque como sólo vemos TV3, somos todos burgueses ricos con un Porsche Cayenne hasta para la mascota de la casa, cenamos caviar cada noche y tenemos un póster de Pujol en el salón, preferimos aislarnos en nuestro microcosmos de autocomplacencia. Eso sí, aunque sabemos mucho, mucho, mucho, sobre la cultura asturiana, hablamos asturianu en la intimidad, tenemos un primo que veranea en Gijón y bebemos sidra en cada comida, preferimos no opinar sobre el movimiento independentista asturiano. Puxa Asturies y Visca Catalunya Lliure. Que la humildad no te haga débil.

1024px-Instagram_logo_2016 Instagram

https://www.instagram.com/ribes.a/

logotw Twitter

 https://twitter.com/blogsocietat

UnknownFacebook 

https://www.facebook.com/blogsocietat/

youtube

https://www.youtube.com/user/ipsics4

Compra el meu llibre:

poster