Diari d’un confinat. Capítol 19.

naranjas

 

Estimado, o no, Guardia Civil:

¡Uf, qué susto! 30 Kg de naranjas secuestradas, alejadas de su dueño, sin poder ser exprimidas, convertidas así en zumo, en Fanta de naranja o, mejor aún, en un hipercalórico pastel. Ñam, ñam. Suerte que la benemérita ha realizado esta peligrosa misión cítrica que, sin duda, obtendría el apoyo tuitero de los Fruitis y, sobre todo, de Naranjito; de Clementina, su novia, y de Citronio, su mejor amigo, en el caso de que tuvieran cuenta de Twitter y pudieran tuitear con sus bracitos, claro.

Que la Guardia Civil se dedique a estas misiones durante el confinamiento es de agradecer. No se puede someter a tanto estrés a unas naranjas. Después, la vitamina C se les transforma en adrenalina y, si te las comes, te pones en modo Trainspotting: pupilas dilatas, euforia, hablas más rápido que en un anuncio de medicamentos… Ya sólo nos faltaría que se nos llenaran los platós de televisión de yonquis de naranjas, como si no tuviéramos bastante con los otros. Supongo que los valencianos estarían contentos con el repentino auge en el consumo de esta fruta pero tampoco es bueno generar más adicciones de las que ya hay.

En todo caso, ¿sabéis si las frutas están en buen estado? ¿Algún golpe? ¿Se ha chafado alguna? Y es que estoy esperando que Ana Rosa Quintana entreviste a su portavoz. Es una historia de alcance humano… bueno, en realidad frutero. Pero si se puede aprovechar el momento para hablar bien de una de las estructuras de Estado que tiene este país de exageración barroca y tics de imperio, es bueno hacerlo. Así, los españoles se mantienen bien juntitos en el relato oficial: el Ejército, capaz tanto de ganar la batalla de Perejil, como de montar hospitales de campaña que podrían instalar los bomberos o un cuerpo de Protección Civil con más presupuesto; un rey que un día le tiene que tapar las vergüenzas a su padre y al siguiente te da una conferencia TED vestido de militar, el “Resistiré” como himno no oficial pero con letra y la Guardia Civil, que un día te monta una operación contra el narcotráfico, y otro te resuelve el secuestro de 30 Kg de naranjas. No veo que España tenga futuro como nación, a no ser que resuelva antes una larga lista de obsesiones, mentiras, frustraciones y complejos. Pero que es un país en el que no te aburres, es un hecho. Ahora lo que espero es un crossover entre el Guardia Civil y el niño de ¡taronges! En fin, os dejo con Annoying Orange, mi naranja favorita. Si Ana Rosa Quintana quiere entrevistar a una naranja, espero que sea ella.

Prometo fer-te riure si em segueixes a les xarxes socials:

logotw Twitter

 https://twitter.com/blogsocietat

 

1024px-Instagram_logo_2016 Instagram

https://www.instagram.com/ribes.a/

UnknownFacebook 

https://www.facebook.com/blogsocietat/

youtube

https://www.youtube.com/user/ipsics4

Compra el meu llibre:

poster