Diari d’un confinat. Capítol 23. Carta a Pablo Casado

Captura de Pantalla 2020-04-25 a les 19.17.50

Estimado, o no, Pablo:

Estos días, la sección del blog “Gente que hace cosas raras” se ha ampliado con muestras de extravagancia humana. Ya se sabe que en las crisis sucede lo mismo que con las heces flotantes. Si la cacota flota es a causa de problemas de digestión. Pues bien, hay gente que no digiere bien el confinamiento… y sus actitudes flotan.

He visto tu foto y otro escalofrío me ha recorrido el cuerpo (en el confinamiento ya llevo varios. Estoy por hacer un tutorial). Debo decir que mi relación con el espejo es complicada. No tanto como la relación de Alfonso Merlos con su pareja, ese periodista que olvidó decir a su amante que no es bueno pasearse en pelotas cuando hace videoconferencias. Pero sí, el espejo es uno de esos ingenios con los que mantengo una mala conexión emocional. La báscula del baño, los militares y el “Resistiré” son también inventos diseñados para islas desiertas.

Muchas son las preguntas que surgen a partir de tu foto. Por ejemplo, ¿qué se supone que hacías? ¿Le hablabas como Robert de Niro en Taxi driverpero versión pija?

  • ¿Hablas conmigo? ¿Me lo dices a mí? ¿O sea?

¿Y cómo fue el making off de la foto? ¿Algo casual en plan: oh, qué sorpresa… estaba yo aquí recitando el soliloquio de Segismundo, yo sueño que estoy aquí destas prisiones cargado, y soñé que en otro estado más lisonjero me vi…. o sea, y me haces la foto? ¿O fue algo premeditado? Pon cara de haberte quedado sin papel higiénico mientras buscas una salida digna en los palillos de los oídos.

De todas formas, debo advertirte que te dejaste el grifo abierto con el consiguiente consumo de agua. Que una cosa es poner esa cara compungida de Teletubbie sin anfetas y otra, derrochar recursos.

Ya que me he decidido a escribirte, déjame que ahora que no nos escucha nadie, te dé algún consejo. Me ha gustado tu cambio de imagen: barba para parecer adulto y gafas para parecer intelectual. Magnífico. Un master legal sería el mejor complemento. También los asesores de tu partido han entendido muy bien que cuanto menos hablas, más aumento de intención de voto logras. Ya sé que es un poco triste pero… el fin justifica los miedos (sí, lo he dicho bien). Pues eso, intenta hacer como Franco: no te metas en política, no opines sobre temas políticos, y un día presidirás España (o lo que quede).

En fin, una vez que te has convertido en un tipo adulto, barbudo, con aspecto de intelectual y que medita frente al espejo mientras un grifo cumple su función, ya sólo te falta entrar en el Congreso con un cráneo en la mano como Hamlet con el de Yorick, subirte al estrado y decir: “ser o no ser… o sea”.

Prometo fer-te riure si em segueixes a les xarxes socials:

logotw Twitter

 https://twitter.com/blogsocietat

 

1024px-Instagram_logo_2016 Instagram

https://www.instagram.com/ribes.a/

UnknownFacebook 

https://www.facebook.com/blogsocietat/

youtube

https://www.youtube.com/user/ipsics4

Compra el meu llibre:

poster