Category: Actualitat

La insoportable levedad de la carita sonriente @Yauvi1

yauvi

Estimado, o no, tuitero con nombre de yoghourt que es tan unionista que hasta “sobre todo” lo escribe en una sola palabra:

He observado en tu cuenta de Twitter algo que me tiene preocupado (aunque no te lo creas, la salud mental de mis trolls es algo que no me resulta ajeno. Uno empieza diciendo chorradas en Twitter y puede acabar cantando covers de Bertín Osborne en una terapia de grupo). Lo que me preocupa de tu actividad tuitera es esa obsesión enfermiza por colocar emojis después de cada frase. Afortunadamente son caritas sonrientes y no cacas con ojos. En ese caso te invitaría a que te sacaras el carnet de socio del pipí can “Meada feliz”, pero como son simpáticas caritas, aún creo que no has pasado a la fase de cazar moscas invisibles o gritar vivas a Franco en un mugriento bar de carretera.

Tu cuenta de Twitter está llena de caras sonrientes. Yo ya no sé si es una fiesta de vendedores de dentríficos o una nueva piedra Rosetta que habla del uso de la marihuana en el Antiguo Egipto. ¿Te pasa algo? Guíñame el ojo si te han secuestrado los Teletubbies. No es normal, cariño. Que acompañes cada comentario con caritas sonrientes entra en algún tipo de obsesión freudiana relacionada con la envidia del pene o la falta de autoestima. Los cómicos no se parten la caja con cada chiste. Al revés: sueltan la gracia y después mantienen un silencio cómplice con el espectador o con el lector. Es de primero de comedia que el cómico no se ría de sus chistes. ¿Te imaginas a un actor porno que se aplauda después de una escena? Pues eso.

Lo que no sé es si esta obsesión la llevas a otros terrenos de tu vida diaria. Es muy posible que tu lista de la compra sea una especie de libro de P3. Te imagino entrando en el supermercado con tu papelito lleno de dibujitos de peras, manzanas, leche… Que no digo que esté mal pero la época de los jeroglíficos pasó de moda. Si quieres ser original, escríbela en arameo, que no es incontinencia urinaria sino un idioma antiguo.

¿A tu novia también le escribes con dibujitos? No sé cuál es tu espectro de emociones humanas pero, entre la cara de Ben Affleck en sus películas o la de una Belén Esteban con diez cubatas entre pecho y espalda, las emociones que se pueden expresar responden a una mayor complejidad. Quizás el catálogo de emojis se te quede corto. Y si no, dime si hay algún emoji que exprese lo que sientes en la cama si tu novia te dice: ¿ya has acabado?

La comunicación visual está muy bien. Adoro el arte. En los cuadros de Caravaggio, Vermeer, Hopper, Velázquez o Reembrandt hay grandes verdades sobre la condición humana pero también la comunicación escrita ha logrado grandes cotas de excelencia desde que los dibujos dieron paso a las palabras. No las logrará descubriendo a qué familia te refieres con tu tuit, ya que seguirás confortablemente agazapado en el anonimato para legar a la Humanidad tus caritas sonrientes. En fin, Mr. Smiley, te regalo el poema “El oficio del poeta” de José Agustín Goytisolo por si se te ocurre ofrecer algo más interesante sobre ti mismo que la habilidad de insertar emojis, cosa que cualquier mono entrenado podría hacer:

Contemplar las palabras

sobre el papel escritas,

medirlas, sopesar

su cuerpo en el conjunto

del poema, y después,

igual que un artesano,

separarse a mirar

cómo la luz emerge

de la sutil textura.

Así es el viejo oficio

del poeta, que comienza

en la idea, en el soplo

sobre el polvo infinito

de la memoria, sobre

la experiencia vivida,

la historia, los deseos,

las pasiones del hombre.

La materia del canto

nos la ha ofrecido el pueblo

con su voz. Devolvamos

las palabras reunidas

a su auténtico dueño.

Fes un click a sota per seguir-me a:

1024px-Instagram_logo_2016 Instagram

https://www.instagram.com/ribes.a/

logotw Twitter

 https://twitter.com/blogsocietat

UnknownFacebook 

https://www.facebook.com/blogsocietat/

youtube

https://www.youtube.com/user/ipsics4

Compra el meu llibre:

poster

Anuncis